Por / Santiago Flórez
Una no fortuita consecuencia de la cancelación de clases por la pandemia ha sido el aumento de los casos de reclutamiento forzados por diferentes grupos ilegales. Los líderes del partido FARC continúan con la condenable actitud de negar su participación en este crimen y el hipócrita discurso de Duque frente a la JEP exige resultados prontos, olvidando sus objeciones y fallando en el cumplimiento de los acuerdos de paz. Mientras Colombia siga sin solucionar las causas estructurales detrás del conflicto armado, como la desigualdad social y el abandono del estado en varias regiones, no va a desaparecer el reclutamiento forzado.
Instagram: bacata_natural
 Twitter: rflorezsantiago