LEO TORO“La música de despecho, o música popular, hace parte de nuestra cultura y como tal no debemos de desconocerla, pero tampoco podemos permitir que sea nuestra única bandera y que sea lo único que nos caracterice”

Por: Leandro Toro Valencia

La música popular o música de despecho son sonidos muy tradicionales de nuestra región cafetera y región andina. Tras ella hay un entramado completo de costumbres que conforman gran parte de nuestra cultura. Una cultura del desamor, del machismo, del licor, de la pelea como solución a los problemas, del bohemio y de las soluciones más fatales como la muerte.

Antiguamente la música de despecho estaba limitada a los jornaleros y recolectores de café, la clase marginada y baja, y era vista como la expresión cultural de una clase pobre, rural y jornalera, que a punta de guaro y cerveza solucionaba los problemas de amor, que eran los únicos que merecían reflexión.

Hoy las cosas cambian, la música de despecho entra fuertemente en el negocio discográfico y permea todas las clases sociales, y con ella lleva su ideología de desamor, despecho y guaro a todo aquel que la escucha. A tal punto que ha trascendido los formatos y ha llegado hasta a la televisión, ya que varias producciones nacionales han sido inspiradas, y lo siguen siendo, en cantantes de música de despecho, o tienen por banda sonora este género musical.

La música de despecho, o música popular, hace parte de nuestra cultura y como tal no debemos de desconocerla, pero tampoco podemos permitir que sea nuestra única bandera y que sea lo único que nos caracterice, pues es bien sabido que este tipo de música no transmite necesariamente los mejores valores morales y las mejores prácticas que nos lleven a generar una auténtica identidad que nos ayude a progresar.