La pregunta es: ¿a dónde va a parar ese presupuesto no ejecutado de las distintas secretarías? Según consultas jurídicas, estos rubros conservan su destinación inicial, pero se incorporan al presupuesto como: “Saldo de balance de ejercicios anteriores”; sin embargo, si observamos el presupuesto del Municipio, nunca encontramos esa incorporación, por lo que comienzo a intuir que es el presupuesto escondido y utilizado para mantener la mermelada y la corrupción de aplicaciones como Kontacto, que ya descabezó a un alcalde –Juan Pablo Gallo– y tiene tambaleando al actual.

 

Por / Adriana González Correa

A finales del año pasado –como corresponde reglamentariamente– se discutió en el Concejo de Pereira el presupuesto municipal. En primer debate, el concejal del MIRA hizo una proposición que consistió en no aprobar el artículo del proyecto enviado por el Alcalde Gallo en que se le autorizaba que las adiciones necesarias al presupuesto podría realizarlas por acto administrativo sin que tuvieran que pasar por aprobación del Concejo.

Es claro que con la aprobación de dicho artículo, el Concejo renuncia a su control político y valga la pena aclarar que ha sido una práctica constante en los últimos años. Dar autonomía presupuestal a un alcalde es delicado porque ya conocemos la mermelada con la cual se endulza la corrupción en Colombia.

Revisando la ejecución del presupuesto de la “Inversión por fuente de financiación” para el año 2019 se corroboró lo anteriormente dicho.

El presupuesto aprobado por el Concejo Municipal, más las adiciones presupuestales del Municipio de Pereira, constituyeron casi 1 billón de pesos. En dicho presupuesto se proyecta lo dispuesto por el Sistema General de Participación –SGP– que tienen destinación específica y que corresponde a lo enviado por el Gobierno Nacional para Salud y Educación.

Los Recursos Propios, en el diseño del presupuesto, corresponden a los rubros de impuesto predial, industria y comercio, y los aportes de entidades descentralizadas como el Aeropuerto Matecaña e Instituto de Movilidad.

Revisando la ejecución del presupuesto para observar cómo se gasta la platica de los pereiranos podemos observar que, el porcentaje de ejecución por secretarías varía entre el 97.91% y el 64.8%. Del análisis aquí propuesto he excluido deliberadamente las Secretarías de Educación y de Salud, toda vez que la inversión deviene casi que un 100% del SGP.

De la observación detenida del presupuesto disgregado por Secretarías observamos que la menor ejecución corresponde a las Secretarías de Desarrollo Social y Político con un total ejecutado de 69.59% y la Secretaría de Desarrollo Rural y Gestión Ambiental con un 64.08%.

Llama la atención que justo las secretarías que tienen a su cargo los programas sociales y con ello la intervención directa asistencial, sean las de más baja ejecución presupuestal,  padeciendo Pereira grandes calamidades como el alto consumo de drogas, el aumento de la prostitución e indigencia, alta deserción escolar, altos índices de suicidio en adultos y adolescentes, feminicidios, entre otros.

A su vez, las secretarías de más alta ejecución de su presupuesto corresponden a Vivienda, de las TIC, Infraestructura y Jurídica, con un 97.91%, 97.47%, 94.56% y 93.08% respectivamente.

Estos datos tienen explicación propia, son el cuchillo con el que se unta la mermelada local. A excepción de vivienda, cada secretaria tiene su cuento. Es un secreto a voces que la Secretaría de las TIC contrató las zonas de w-fi con una empresa cercana a los Merheg, que infraestructura fue la inversión apetecida por Gallo para crear imagen de buen alcalde con el fin de catapultarse en la vida política y aspirar al Senado o repetir alcaldía.

Por su parte, la Secretaría Jurídica tiene a su cargo la contratación del Municipio. Para dar un ejemplo, el año electoral 2019 Pereira aumentó los contratos de prestación de servicios en 43%, según la pagina del SIGEP. La jurídica semáforo: Liliana Giraldo, que ha pasado sin sonrojo alguno de cuota burocrática de varios partidos que ondean banderas rojas o naranjas y hasta verdes, manejó con maestría el frasco de la mermelada.

La pregunta es: ¿a dónde va a parar ese presupuesto no ejecutado de las distintas secretarías? Según consultas jurídicas estos rubros conservan su destinación inicial, pero se incorporan al presupuesto como: “Saldo de balance de ejercicios anteriores”; sin embargo, si observamos el presupuesto del Municipio nunca encontramos esa incorporación, por lo que comienzo a intuir que es el presupuesto escondido y utilizado para mantener la mermelada y la corrupción de aplicaciones como Kontacto, que ya descabezó a un alcalde –Gallo– y tiene tambaleando al actual.

adrigonco@gmail.com