CARLOS A. CROSTHWAITESeguiremos defendiendo el derecho de todos los ciudadanos a que los gobernantes y servidores públicos no pueden estar al lado de la mentira, deben estar al lado de la verdad y el imperio de la ley.

Por: Carlos Alfredo Crosthwaite F.
Definitivamente los mentirosos se hacen moler a palos, nunca aceptarán la verdad. Pero esta mentira no es de niños pequeños, es la gran mentira de la corrupción y saqueo de lo público. En la imagen adjunta encontrarán una carta firmada por el Teniente Coronel Óscar Mario Ramírez Villegas Director Administrativo- Jefatura de Aviación donde me certifica los contratos que ICSA ha suscrito con ese organismo del Ejército Nacional, y adicionalmente aclara y reitera que “su objeto contractual no corresponde específicamente a construcción de obras civiles del HOSPITAL MILITAR DE TOLEMAIDA”.
carta crosthwaite
En pocas palabras, esta firma no ha suscrito contrato alguno para “la construcción de las obras civiles del Hospital Militar I Etapa en Tolemaida”, entonces de dónde salio el Certificado Habilitante que se aportó al proceso licitatorio espurio de la construcción de la Torre de control del aeropuerto Matecaña. Entonces el “sinvergüenza ese” debe quedarse callado, porque se empaña la imagen de la ciudad. Los que empañan la imagen de la ciudad son los corruptos que le prestaron 16.000 millones de pesos a la corrompida alcaldía de Cartago, hoy prófuga de la justicia, entre otros.

Seguiremos defendiendo el derecho de todos los ciudadanos a que los gobernantes y servidores públicos no pueden estar al lado de la mentira, deben estar al lado de la verdad y el imperio de la ley. Fuera los mentirosos. Y que aparezca la plata de Cartago, claro.