Narconovelas y la incapacidad para olvidar

Muchos de los seguidores de Petro, al menos en las redes sociales, han sido notables críticos de Bolívar; creyendo en la transformación cultural han insultado el contenido televisivo de lo que denominan RCN y Caracol, llamándolo “televisión basura”.

 

Por: Eduardo Valencia Guevara

Gran parte de nuestra historia reciente está ligada al narcotráfico, aunque tratemos de no hablar de ello, de ocultarlo por vergüenza o deseos de que los extranjeros vean aspectos positivos de nuestra Colombia, esa historia sigue haciendo eco en la actualidad, incluso influenciando nuestras acciones como sociedad.

Hace algunos días veíamos en redes sociales cómo unas jóvenes atacaban a otra en las afueras de un colegio en Medellín, cortándole el cabello con un arma blanca, con la que posteriormente harían una agresión física mayor.

Debido al hecho, muchas personas en redes sociales mostraron su indignación, culpando a las denominadas “narconovelas”, producciones televisivas alusivas al narcotráfico, sean estas de tipo biográfico –retratando parte de la historia– o de carácter ficticio.

Según estas personas, dicho contenido es el que está destruyendo la sociedad actual, acabando con los valores, idolatrando delincuentes y haciéndole creer a los jóvenes que la violencia puede ser la solución a todo; inclusive, algunos se atreven a decir que ese legado es el que hace que se escojan los mismos políticos de siempre, y que la idea de una paz en Colombia sea algo dudoso.

En los últimos meses se ha notado que el escritor Gustavo Bolívar, quien como guionista ha creado una buena parte del contenido de las producciones antes mencionadas, ha hecho comentarios en sus redes sociales que invitan a la reflexión, a hacer memoria histórica de la política colombiana y a hacer un cambio en la misma.

A pesar de sus buenas intenciones, Bolívar no se salvó de ataques en sus espacios virtuales; donde personas que apoyan candidatos que quieren una transformación positiva del país le culpaban por el legado televisivo que ha dejado. Haciendo que sus ideas pasaran a un segundo plano.

Ese parece ser un aspecto que los colombianos tenemos en el ADN, preocuparnos más en el quién dijo o de quién es amigo que en el mensaje en sí. Los mensajes de Bolívar quizá fueron reflexivos, pero la sociedad no le perdona ser el libretista o director de telenovelas que muchas veces han dejado mal parada la imagen del país.

El candidato presidencial Gustavo Petro, querido por muchos y criticado por otros tantos, parece ser otro de los que no se ha salvado de su pasado a la hora de ser criticado; poco han importado sus propuestas de campaña para quienes lo critican, su imagen de “guerrillero” —por su militancia en el extinto M-19— es algo que muchos se niegan a olvidar.

Pero, ¿qué tienen en común estos dos personajes?

Muchos de los seguidores de Petro, al menos en las redes sociales, han sido notables críticos de Bolívar; creyendo en la transformación cultural han insultado el contenido televisivo de lo que denominan “RCN y Caracol”, llamándolo “televisión basura”.

Sin embargo, el giro de esta historia está en que el mencionado Bolívar haría parte de una lista política —como fórmula al Senado— apoyada por el mismo Petro. De allí surge el interrogante: ¿qué pensarán sus seguidores? La imagen política de Petro no se verá afectada —para quienes lo apoyan—, pero en redes sociales las opiniones frente a Bolívar parecen estar divididas; los más acérrimos defensores de Petro parecen apoyar las fórmulas de su candidato, mientras que algunos no ven con buenos ojos la incorporación de Bolívar por su pasado —y quizá presente— aporte a la televisión, que muchos consideran apología al crimen.