Da grima que desde antes de que se posesionaran las nuevas administraciones locales, ya un par de personajillos andaban haciendo de las suyas, buscando la forma de aporrear a quienes no habían resultado victoriosos en los pasados comicios.

GEOVANNI ECHEVERRI ALVAREZPor Geovanny Echeverri Álvarez

Lo que indigna de esto, es que esos mismos individuos eran opositores y denunciaban la persecución y el acoso a los que supuestamente habían sido sometidos, pero ahora locos y obnubilados con el ratico de poder que les tocó, están hostigando y humillando a la gente, cometiendo los mismos errores que después le saldrán caros al gobernante de turno, quien presumiendo de la buena fe, no está enterado de las embarradas que están haciendo sus subalternos, que como ruedas sueltas e infundados en un cambio de mando, están poniendo en riesgo las expectativas y esperanzas que hay con los nuevos mandatarios.

Dicen que el que gana es el que goza, pero ese disfrute no puede convertirse en un pretexto para ultrajar a la ciudadanía y a sus mismos compañeros de trabajo, ya que el poder es efímero y este debe propender es por el progreso de las urbes y de las instituciones y conllevar al mejoramiento de la calidad de vida de las personas, y no hacia el revanchismo, el lucro personal y la satisfacción de apetitos insaciables.

Asimismo, se ha escuchado que la persona debe ser humilde al subir, para que cuando baje, sean indulgentes con ella, para que no tengamos que ver en el futuro a estos agrandados que heredaron las malas prácticas administrativas de quienes tanto criticaron, buscando cómo protegerse del garrote que hoy ellos mismos están dando a diestra y siniestra.

Nota:El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad”.

Ernest Hemingway 

www.geovannyecheverri.com