Pienso que estas discusiones tan profundas, estas polémicas tan necesarias, me llevan a pensar en variables de esa pregunta. Por ejemplo, me gustaría preguntarle a Roy Barreras: “Con todo respeto, ¿es usted santista?

 

Por: Miguel Ángel Rubio

Las últimas semanas en Colombia se han visto polemizadas por causa de la comunidad LGBTI. Primero una senadora de Cambio Radical condecora al peluquero más famoso del país; esto, generó una ola de indignación en el gremio de estilistas, quienes dijeron que no merecen ser insultados de ese modo, y declararon persona non grata a Norberto, pues, dicen, ya entró a las roscas políticas; hay quienes incluso lo propusieron como fórmula vicepresidencial de Ordóñez, por aquello de la vaselina.

Y el acontecimiento fresco de la semana lo protagonizó el profesor Fabián Sanabria, al preguntar por Twitter –la tribuna de los intelectuales de hoy– a la periodista María Isabel Rueda “Con todo respeto: ¿María Isabel tiene pinta de travesti?”

De inmediato la comunidad travesti de Colombia se alborotó. La lluvia de tacones y medias de encaje no se hizo esperar, rayos y centellas, marbellina y splash le llovieron al académico de la Nacional, no es posible que se irrespete de tal modo la comunidad gai en Colombia, decían, es un insulto rebajarnos el nivel mental de esa señora, el hecho que seamos travestis no nos hace ma…. ma… ustedes que votan por V Lleras o Zuluaga, nosotros no votamos, por lo menos no en urnas, nuestro voto es distinto, no sabemos cuál es, pero es distinto.

Pienso que estas discusiones tan profundas, estas polémicas tan necesarias, me llevan a pensar en variables de esa pregunta. Por ejemplo, me gustaría preguntarle a Roy Barreras: “Con todo respeto, ¿es usted santista? Pues, sabiendo que en aquel entonces, antes de la elección de Santos, el senador Poeta era más uribista que Paloma Valencia y José Obdulio juntos, no me parece que dicha pregunta sea insultante, por el contrario, permitirá ver la verdad oculta de quién es en realidad Roy Barreras, el poeta frustrado, el político electorero, el uribista arrepentido, el locutor de perfumes en Tropicana la más bacana. Podremos descifrar esas múltiples personalidades travestidas de santista, en las que hoy se presenta en la palestra pública.

O por ejemplo formular la misma pregunta a Viviane Morales, liberal goda, casada con un ex M 19, ¿quién me explica ese triple travestismo político? ¿Será porque carece de una visión verdadera de su rol político? ¿O es que el travestismo político es hoy la tendencia en Colombia?

La pregunta del antropólogo Sanabria adquiere todo el sentido del mundo. Al preguntar a la extraña periodista si tiene pinta de travesti, le está diciendo, lo mismo: ¿Es usted uribista? ¿santista? ¿ordoñista? ¿Anglo? Porque la verdad, uno con esa periodista no sabe a qué línea editorial atenerse, no podemos, saber a ciencia cierta, a quién saldrá atacando o defendiendo hoy, o sobre el bolso de quién está hablando. Fabián, discúlpese con la comunidad LGBTI, no es posible rebajarlos tanto, recuerde que tienen el departamento de prensa más poderoso de los medios es LA RED, y desde allí pueden sacarle también los trapitos al sol.

Encuesta: ¿A qué político le preguntaría usted lo mismo?

@rubio_miguel