Fueron los años y el poco interés en la región por este deporte, que el escenario se fue entregando al fútbol. Desde finales de los 70 hasta el 2008, el Diamante construido para Béisbol fue hogar de decenas de escuelas deportivas de fútbol. El último registro de la práctica de este deporte en el lugar, lo tienen las escuelas formativas de Corpereira.

 

Por Carlos A. Marín

El grito de auxilio de la LRB (Liga Risaraldense de Béisbol) se escuchó hasta en el Comité Olímpico Internacional, donde llegó la voz de protesta por el desalojo de un escenario que consideran como propio de este deporte, pero que albergará fútbol local en los próximos años.

El partido que disputan la LRB  frente a LRF (Liga Risaraldense de Fútbol) puede llegar a su final, depende de cuándo la administración municipal haga pública una decisión que ya parece estar tomada. Terminará esta puja con goles o con jonrones, solo lo sabe el Alcalde de Pereira y su equipo de trabajo.  

 

Contexto

El Diamante del Béisbol construido para los Juegos Nacionales de 1974, constituyó para el municipio el acercamiento a un deporte que se considera propio de la costa. Fue en la época donde el interior del país, y el Eje Cafetero tuvieron la oportunidad de ver a peloteros en la tierra donde el fútbol siempre ha reinado. Pese a que para la época había personas afines al béisbol, nunca se constituyó una liga propia.

Fueron los años y el poco interés en la región por este deporte, que el escenario se fue entregando al fútbol. Desde finales de los 70 hasta el 2008, el Diamante construido para Béisbol fue hogar de decenas de escuelas deportivas de fútbol. El último registro de la práctica de este deporte en el lugar, lo tienen las escuelas formativas de Corpereira.

Esto quiere decir que la construcción de El Diamante fue la primera puerta que se abrió para consolidación de deportes diferentes al fútbol en la Villa Olímpica de los pereiranos.

 

Abandono

La maleza y la indolencia se tomaron el escenario desde hace décadas.

Las obras de modernización del estadio Hernán Ramírez Villegas para el Mundial Sub 20 en tierras cafeteras en el 2011, volvió a poner en la mira a El Diamante de Béisbol, ese que desde el 2008 fue olvidado por el fútbol. La grama del estadio de los pereiranos se modificó en el  2010 y se envió una sobrante a El Diamante para su adecuación, algo que nunca ocurrió. En lugar de adaptar el escenario para fútbol, éste se convirtió en un vertedero de escombros, lugar para la maleza y el deterioro.  

Según las escrituras conocidas por este medio de comunicación, la CORDEP (Corporación Deportiva de Pereira) es la propietaria del Lote 3, donde se encuentra ubicado El Diamante y otros escenarios (ver facsímil).

Si El Diamante es de propiedad de la corporación, ¿por qué todavía no lo han recuperado?

Para Harold Campo, quien tomó el cargo como director de la corporación en el 2012, fue una sorpresa enterarse que manejaba el escenario, por lo que ordenó hacer una limpieza del lugar, pero no se recuperó como escenario vivo del deporte.

 “Empezamos a revisar el tema de los escenarios, a mirar cuáles tenía la corporación y nos dimos cuenta que El Diamante era de la corporación.”, explicó Campos.

Aun cuando se enteraron que el escenario era de su competencia no procedieron a adecuarlo para la práctica de ningún deporte. Se tenían proyectos deportivos en fútbol, tiro con arco y béisbol, pero las ligas no contaban con recursos suficientes para emprender una tarea juiciosa, menos para la adecuación de un escenario de estas magnitudes.  

En este video del 2013 se muestra el mal estado del Diamante.

 

Facsímil de las escrituras.

Liga de Béisbol

Obtuvo su personería jurídica en el 2011 y desde la fecha ha venido reclamando a punta de batazos que debe hacer uso del espacio.

“Hemos tenido que jugar en canchas de fútbol cuando tenemos un Diamante que tiene las condiciones para esta disciplina. El campo de béisbol necesita unas características que no se pueden encontrar en cualquier cancha”, expuso Denis Correa, presidente de la liga de béisbol.

La pelota caliente se ha tenido que acomodar a canchas de fútbol como la de El Dorado, la ubicada en el Lago la Pradera de Dosquebradas, en la cancha del parque El Oso en Cuba, además de múltiples escenario públicos en el departamento.

“Es un riesgo jugar en estas canchas de fútbol porque se pueden hacer daños; la pelota puede pegar en las ventanas de los carros. En La Pradera tuvimos un inconveniente por esto”, explicó Rafael Vargas, tesorero de la LRB.

Pese a no tener los recursos suficientes para emprender la construcción de un campo moderno de béisbol, fue la única liga que estuvo dispuesta con pala y azadón a poner a tope el Diamante cuando se encontraba en el olvido, y así lo hizo, como consta en la siguiente fotografía.

Con trabajo de los mismos deportistas y de sus allegados el escenario se recuperó de manera temporal. Pero el desinterés oficial por apoyar otros deportes diferentes al fútbol llevó al olvido.

“Con un permiso de palabra del anterior secretario de deportes de Pereira, Ómar Parra, pudimos entrar al lugar el 24 de agosto del 2014 e iniciamos labores con colaboración de padres de familia y del ex gobernador, Carlos Botero quien apoyó bastante al béisbol”, comentó Correa.

Fue en la Gobernación de Botero que se le entregó una máquina lanza pelotas a la liga, la misma que se encuentra guardada porque tiene un valor que supera los dos millones de pesos.

El proyecto deportivo de esta liga está sustentando en los más de 800 niños, niñas y adolescentes que han hecho parte de la misma a lo largo de cinco años.

Han participado en el Campeonato Nacional de Cali en el 2013, con cinco peloteros locales. En el nacional de 2015 con 14 peloteros risaraldenses, y buscan la formación del equipo representativo del departamento para los próximos Juegos Nacionales.

Para Jimmy Char, presidente de la Federación Colombiana de Béisbol, no es la mejor decisión entregar un escenario a otro deporte que no sea béisbol: “Sería un exabrupto pensar que se convierta en un escenario para fútbol”.

 

Contrato

Al mismo tiempo que la LRB adecuaba el terreno para la práctica, en otro lado se cocinaban ideas. Fue en enero del 2015 cuando se celebró un contrato entre la CORDEP y la LRF en el que la corporación le arrendó el lugar con un canon de $ 400.000 mensuales y un buen número de cláusulas de cumplimiento, entre las que se destacan, que los uniformes de los futbolistas deben llevar publicidad visible de la corporación durante los eventos deportivos al interior de El Diamante de Béisbol (ver facsímil).

Dos años después este contrato no se ha cumplido por ninguna de las partes. Y tiene vigencia hasta el 31 de diciembre del 2024. La explicación de Arpidio Escobar, Presidente de la LRF, tiene que ver con el tema de recursos. No contaban con los dineros para la adecuación del terreno. “Es que la corporación lo debería entregar listo”, apuntó.

Es de resaltar que la liga de fútbol desde el 2012 ha tenido la intención de adecuar los escenarios de este deporte, pero hasta enero del 2017 no ha ocurrido, por lo menos en lo que respecta a El Diamante de Béisbol.

Cuando este medio de comunicación consultó con la corporación acerca del contrato de arrendamiento, se encontró que la corporación nunca ha tenido la administración del escenario. “Cuando yo ingreso como directora en ningún momento me hacen entrega de El Diamante de Béisbol, si bien es cierto que el escenario está en terrenos de CORDEP, históricamente la administración del escenario no ha estado en manos de la corporación deportiva”, afirmó Carmen Julia Gutiérrez, actual directora.

Al hacerle la consulta a Harold Campos quien firmó el contrato, este explicó que si bien la corporación no administra el escenario, es la propietaria del mismo lo que le confiere la potestad de arrendarlo. “El contrato se hizo con aprobación de la asamblea general, debe estar consignado en las actas”, puntualizó Campos.

La dirección de CORDEP alude a que espera una reunión con miembros del municipio para esclarecer los hechos, pues tendría el municipio que tomar partido en esta situación y definir si es la corporación la responsable de la administración del escenario o es el mismo municipio, en cualquier caso el abandono al que estuvo sometido quedó registrado en los medios de comunicación y la única que se dio a la tarea de recuperarlo fue la LRB.   

 

Despojo

El 1 de diciembre del 2016, obreros contratados por la LRF llegaron a El Diamante a adecuar el terreno para la construcción de una cancha de fútbol, irrumpiendo en las labores formativas de béisbol. “Tuvimos que llamar a la Policía, y la Policía se dirigió a la sede de la liga de fútbol, allá le mostraron un contrato y nos sacaron”, comentó Correa.

A la LRF le suspendieron las obras al no contar con los permisos de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (CARDER), para la disposición de escombros; sin embargo, de avanzar las obras en este 2017, la LRF construiría el tercer estadio de fútbol de la ciudad, pues todo apunta a que el proyecto ya tiene la aprobación del Alcalde. “Contamos con apoyo del municipio”, manifestó Escobar.  

Asimismo, consultamos con el director ejecutivo de la liga de fútbol, Luis Duque, quien manifestó que este deporte requiere de canchas en el departamento.

En la actualidad legalmente la LRF administran tres escenarios: la cancha de Gamma y las dos canchas contiguas a la sede de la liga, ubicada en la Villa Olímpica. “En ocasiones tenemos que hacer convenios con canchas privadas para poder utilizarlas, porque hay que pagar y la liga no cuenta con los recursos”, comentó Duque.

Aunque las dos ligas afirman que no tienen inconvenientes en compartir el escenario para varios deportes, tampoco quieren ceder, es decir, béisbol quiere que la cancha que se construya sea para el deporte de la pelota caliente y fútbol está interesado en avanzar con la construcción del estadio.

 

Decisión final

Aunque se dice que la decisión ya fue tomada y que la liga de fútbol salió beneficiada, la Corporación Deportiva de Pereira espera que el Alcalde de la ciudad como miembro de la asamblea general, oriente acerca de cómo proceder en este caso, pues hasta el momento se desconoce el piso jurídico en el único documento que acredita a la liga de fútbol como arrendatario de El Diamante de Béisbol.

¿Se meterá otro organismo en la puja por el Diamante de Béisbol?