Una mandala se realizó en la plaza de Bolívar de Pereira en solidaridad con el pueblo palestino ante los ataques indiscriminados de Israel. Es un llamado a la paz, a la negociación y al respeto de los derechos humanos. Asistieron varias personas que cerraron el encuentro con el encendido de velas y reiterados llamados por el respeto a la vida.