Merheg, quien durante mucho tiempo salió adelante en otros capítulos judiciales donde fue protagonista, corre el riesgo ahora de tener que enfrentar a la justicia una vez más por fraguar ilegalidades con tierras del Estado. (Portal Kien y Ke)

Por: Diana Lorenza Castellanos



Habib Merheg Marún es un hombre al cual no le ha sido difícil, a pesar de su alejamiento y del transcurso del tiempo,  dejar de retumbar en los oídos del pueblo colombiano. Sus antecedentes y sus planes futuros son un misterio,  pero lo que no es desconocido  es que ha dirigido y seguirá dirigiendo muchos de los hilos políticos de la ciudad de Pereira. Varios  se atreven a hablar sobre él, unos con cierta admiración, otros no con tanta,  y algunos otros evitan pronunciarlo. Pero lo  innegable es que de alguna manera se ha ganado el respeto tanto del sector empresarial como político.

Después de la renuncia al Senado de la República por parte de Merheg, se especuló que salió del país con el fin de huir de la justicia colombiana por una  investigación disciplinaria que adelantaba la Corte Suprema por nexos con paramilitares. Iván Cancino, experto penalista y disciplinario e hijo de Antonio José Cancino, abogado que defendió y sacó libre al ex presidente de Colombia Ernesto Samper en el Proceso 8000, explica que  “Merheg está en una investigación preliminar y se están exponiendo todas las pruebas necesarias para demostrar que las acusaciones no tienen ningún sustento”. Agregó “Habib  se fue para la República libanesa, acompañado de familiares, debido al fallecimiento de un pariente, mas no porque esté huyendo de la justica”.

Líbano, país de Oriente Próximo que limita al sur con Israel, al norte y al este con Siria, no tiene convenio  de extradición con Colombia. Para Juan Carlos Valencia, Representante a la Cámara del Partido Liberal, “así él se haya ido para un país que no tiene extradición lo pueden condenar en ausencia, digamos que lo declaran culpable, no puede venir a Colombia, pero allá sí estará libre y le tocará moverse en los países que no tengan extradición, pero si comete el error de meterse a un país que tenga extradición ahí mismo lo traen para Colombia”, todo esto en el supuesto de que lo declaren culpable.

Merheg renunció al Senado tras saber que la Procuraduría le pidió  al Consejo de Estado despojarlo de su investidura por participar en la elección del procurador Alejandro Ordóñez. “El encausado faltó a la ética y transparencia con que debía actuar en el asunto, pues a sabiendas de su situación no la informó a la asamblea, la cual era la que debía determinar si por la circunstancia que ahora alega, o por cualquiera otra, estaba o no impedido frente al respectivo punto del orden del día”, asegura un comunicado de la Procuraduría General de la Nación.

También se le adelantaba una investigación disciplinaria por parte del Ministerio Público por nexos con paramilitares. Investigación que meses después dejó tras las rejas a Zulema Jattín y Julio Manzur, dos colegas  que renunciaron a su curul en mayo de 2009, el mismo mes en que Merheg envió una carta como senador al entonces director de esta corporación, Hernán Andrade, donde renunciaba al cargo. “Renuncie por mi familia, para que ella no viviera la humillación pública”, aseguró Merheg en la emisora de radio La W.

Tras su renuncia, la investigación pasó a manos de la Fiscalía y ya no sería más llevada por la Corte Suprema y fue en la Fiscalía donde enigmáticamente (algunos dicen que por su poder) fue archivada, salió absuelto y no perdió su investidura.

Dentro de sus nexos con paramilitares, está nombrado el extraditado Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco”, ex jefe paramilitar y narcotraficante, comandante de las AUC, con el que terminó  involucrado, según declaraciones que entregaron el ex jefe de las AUC Iván Roberto Duque, alias”Ernesto Báez”, y un desmovilizado con el alias de “Diego Rivera”, quienes afirmaron que Merheg había obtenido apoyo de Jiménez.

Merheg tenía un propósito: traer nuevos cultivos a Colombia como la palma africana y el caucho, para esto buscó grandes extensiones de tierras en Vichada, (último escándalo por el que todavía debe rendir cuentas) y al parecer fue bajo la ayuda de “Macaco” que el Incoder (Instituto Colombiano De Desarrollo Rural)  le tituló 38.144 hectáreas de las mejores tierras baldías en el departamento de Vichada, tierras que debían ser repartidas entre los colonos que hubieran habitado y trabajado por más de 8 años en estas tierras.

En el 2008, La Unidad Investigativa de El Tiempo y la revista Cambio, sacaron a la luz pública denuncias que comprobaban que el congresista se apropió de las  tierras utilizando una titulación irregular. Afirmando que estas tierras fueron dividas entre 44 personas relacionadas con el ex senador, como por ejemplo Eduardo Javier Parra, secretario de Colombia Viva; Carlos Andrés Vega Ortiz, coordinador del movimiento Colombia Viva en varios departamentos del occidente; también figuran un almacenista de su empresa  de TV paga, Cable Unión; y por último, el concejal por Colombia Viva en Pereira, Juan Alejandro De La Cruz, quien al ser  contactado afirmó: “yo a usted no le puedo ayudar porque no sé sobre él y seria falta de responsabilidad hablar sobre algo que no sé”.

Juan Manuel Ospina, director del Incoder, explica a noticias RCN “todas esas titulaciones desembocaban en una misma persona que es el ex senador, eso lo podíamos llamar como una figura de testaferrato para efectos de la titulación”. Investigación que duró dos años argumentando bajo evidencias que confirmaron las irregularidades, razón por la cual los títulos fueron anulados y puestos a disposición del Incoder. Por ahora, la Corte Suprema seguirá con su investigación y si es preciso lo llamará a juicio.

***

Habib Merheg Marún fue Senador por el partido Liberal en el periodo 2002-2006  y reelegido 2006-2010 por Colombia Viva, con una de las mayores votaciones. En las elecciones del 2006 quiso  lanzarse por el partido de la U, pero Juan Manuel Santos, en ese  entonces jefe de ese movimiento, le negó el aval por supuestos vínculos con  paramilitares y por asistir a la famosa cumbre de Curumaní con el jefe del Bloque Norte AUC Jorge 40. Siguió tocando las puertas en diferentes partidos Uribistas, pero por orden del hoy ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez no fue recibido. Habib Merheg fue elegido entonces senador por el partido Colombia Viva, el cual es investigado por la Corte Suprema de Justicia por sus relaciones con grupos al margen de la ley.

La política es la actividad humana que tiende a gobernar la labor del Estado en beneficio de la sociedad. Carlos Alfredo Crosthwaite, ex Concejal de Pereira por el Partido Liberal, hace una pregunta: “¿Habib en qué han mejorado a la sociedad? ¡dígame en qué!”, enfatiza Crosthwaite, asegurando que Habib  ha hecho politiquería  y no política.

Merheg Marún un hombre que nunca hizo carrera política alguna, se lanzó directamente al Senado obteniendo la mayor cantidad de votos en su partido Colombia Viva, durante su primera reelección, superando a muchos congresistas que llevaban un gran recorrido político.

El primer acercamiento de Merheg a la política lo tuvo cundo respaldó a Juan Manuel Arango en la primera vez que salió electo como Alcalde de Pereira y fue el    mismo Juan Manuel quien lo apadrinó y respaldó en su campaña al senado. “Él en una alianza  respaldó a Juan Manuel Arango cuando salió por primera vez de la  Alcaldía, y se volvió presidente de Cable Unión. Después Habib, como empresario quiso proyectar en el país la imagen de que los embajadores fueran empresarios también y fue con esa visión que llegó por primera vez al Congreso”, dice Jimmy Arango, Concejal de Pereira por el partido Conservador.

Por la trayectoria de sus empresas de telecomunicaciones, Merheg conoció y consolido muchas personalidades públicas importantes, lo cual le sirvió para su exitosa campaña política. Supo manejar muy bien sus fortalezas, en especial la inteligencia y el carisma, habilidades que lo posicionaron. Esa idea la tiene Enrique Vásquez, candidato a la Alcaldía por el partido  de la U, “alguna vez lo vi en el corregimiento de Arabia con una cubeta de huevos, iba y hacía desayunos con la gente”. “Habib le gustaba involucrarse con las personas, se iba para el barrio de Cuba de la ciudad de Pereira a las cantinas  y se sentaba a tomar cerveza con la gente, lo hacía porque le gustaba, él tiene un gran carisma”, indicó Marco Antonio Pérez, amigo personal y ex empleado suyo en Cable Unión. “Conocí a Habib en Santa Rosa, por lo de los cables de televisión, esto hacía que lo conociera gente para su campaña”, dice Guillermo Gärtner director del Observatorio del Delito en la Universidad Tecnológica de Pereira

El empresario

Merheg en los años 92 y 93, en el auge de la venta de la televisión por cable, bajo el gobierno de Gaviria, utilizó sus influencias políticas con el fin de adquirir una licencia para vender televisión por cable y crear así la empresa Cable Unión. Empresa que ha dado mucho de qué hablar.

“El gobierno nacional reglamentó eso y pidió licencias. Entonces para sacar una licencia se tenía que tener poder político, en el país se expidieron muchas licencias, entonces los senadores intervenían. Eso era una corrupción en los años 92 93, cuando yo que tenía actividad pública”, contextualizó Crosthwaite.

Cable Unión fue investigada por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, en donde se demostró en octubre del 2006 transacciones ficticias por 1.400 millones de pesos a través de un peritaje realizado por el CTI de la Fiscalía, también  tuvo que indemnizar a la firma Galaxy por no pagar los derechos de autor al trasmitir algunos de sus canales. Lo que parece dio fecha final a su empresa fue la evasión de impuestos, al no pagar por el cableado aéreo  que  se adhería en los postes de la ciudad. Esto fue olvidado en la administración de Juan Manuel Arango, en ese entonces alcalde de la ciudad de Pereira; otra más de la que salió ileso Merheg.

“¡Es un tipo vivo, nunca pagó eso! yo fui concejal de Pereira en el año 95 y pedimos certificación de que nunca pagó ¡nunca pagó!, pero las administraciones le perdonaban, Juan Manuel le perdonaba!”, afirma Crosthwaite. Luego de varios escándalos, el Ministerio de Telecomunicaciones le suspendió la licencia a Cable Unión y esta terminó transformándose en Global Comunicaciones.

Marco Antonio manifiesta que Habib tiene acciones en Global Comunicaciones y que se ha dedicado  a proyectos empresariales de telecomunicaciones  en El Líbano, desde su renuncia al Senado.

***

Habib Merheg  estudió Economía en Florida, Estados Unidos, hizo una especialización en Alta Gerencia, Gerencia Financiera, Política Internacional y Derecho de las telecomunicaciones. Se fue impulsando hacia el lado de las telecomunicaciones y esto es lo que le ha ayudado a su carrera política y a convertirse en uno de los más importantes empresarios de Risaralda y el Norte del Valle.

Merheg es  miembro de una pudiente familia de inmigrantes sirio-libaneses de Pereira, que ha tenido negocios en textiles, construcción y agricultura. Hijo de la argentina Yolanda Marún y Badhi Merheg, comerciante  sindicado de testaferrato en el libro de Fabio Castillo “Los jinetes de la cocaína”, en el capítulo “Nacen las familias”  y el subcapítulo “La sociedad cerrada”. También señalado por el narcotraficante Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño,  por tener nexos comerciales con él.

Con 27 años de edad, Juliana Enciso, esposa de Habib Merheg, fue  elegida presidenta de la Asamblea Departamental de Risaralda en el año 2008, obteniendo  la más alta votación a pesar que anteriormente no había ocupado ningún cargo público o administrativo.  “Se rumora a cada rato que Juliana va a aspirar a la Gobernación. Habib lo que hace es tirar rumores para ver qué captan, qué cogen”, expone Juan Carlos Valencia. Su  hermano menor, Juan Sammy Merheg, que fue elegido senador para el periodo 2010 – 2011 por el Partido Conservador, con una elevada votación para un novato, que solo se había dedicado hasta el momento a la construcción y a las telecomunicaciones. “Habib no aspiró al Senado pasado, pero metió a su hermano, lo eligieron porque es que aquí ellos se hacen es  elegir  con plata”, comentó Enrique Vásquez.

Merheg  Marún es un hombre que está y no dejará de estar en boca de muchas personas, no es alguien que pasa desapercibido.. “Habib  es  lleno de rumores lleno, lleno. Él    tiene una empresa, la cual es de telecomunicaciones, por lo tanto, él debe saber sobre rumorología, el tipo sabe mucho de eso”, aseguró Juan Carlos Valencia

Para Merheg  todo ha sido  impreciso, nadie sabe sobre el paradero del ex Senador, ni mucho menos sobre los planes que tiene para su futuro. Asegura Mónica Arias, ex periodista política de La Tarde. ”Él viene dentro de dos o tres meses a Colombia, en estos momentos se encuentra en Dubai. En la actualidad se está dedicando a las empresas de constructora”.

La Silla Vacía reveló que Habib Merheg está sonando fuertemente como candidato a la alcaldía de Pereira del 2011, aunque el ex senador no ha hecho ninguna declaración oficial, está sonando fuertemente. Se está pensando es como lanzarlo, ya que es probable que ningún partido le dé el aval por las investigaciones pendientes.

Si en la actualidad Merheg quiere lanzarse a un cargo público lo puede hacer sin ningún problema, ya que no tiene ninguna acción legal en firme en su contra en estos momentos.  “Hasta ahora no se  ha oído ni pronunciado nada que afirme que Habib pretenda volver a un cargo público”, asegura Arias

Juan Carlos Valencia dice que Habib no se conformó con constituir empresas de telecomunicaciones en Colombia, su siguiente y aparentemente  objetivo actual, es desarrollar y explotar sus conocimientos en telecomunicaciones en el medio oriente, más exactamente en El Líbano, país subdesarrollado que se encuentra aún en  la época media, perfectas condiciones para llevar a cabo sus planes. “Según me contaron, se fue a El Líbano a seguir con el cuento de las empresas de telecomunicación y  si a el hombre le fue bien acá, allá ¡más! Allá están en la edad media. Le debe de ir muy bien al hombre”. Pero esto no deja de ser más que otra de las tantas versiones sobre su paradero..

Que Habib reaparezca, es un positivo no confirmado; que Juliana regrese y tenga aspiraciones a la Alcaldía es otro positivo no confirmado, como muchos otros que no pasan de ser rumores creados y manejados directamente por el mismo Merheg. Lo que sí deja al descubierto este rastreo, es que Merheg Marún no necesita estar en Colombia, ni mucho menos ocupar un cargo público o administrativo para seguir conduciendo muchos de los hilos de Pereira y hasta quizás de Colombia, pues su poder e inteligencia han demostrado no tener límites.