Concejo de Pereira en tela de juicio por mala administración en caso de Aguas y Aguas y ESE Salud Pereira.
 
 
Por: Jennifer Andrea Vasco  

Con el fin de conocer si una de las principales responsabilidades del Concejo Municipal- “Reglamentar las funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del municipio”, de acuerdo a lo estipulado por el artículo 313 de la Constitución Política- ha sido un hecho, se optó por buscar la opinión de funcionarios y ex funcionarios del concejo municipal acerca del desempeño  de la actual administración.

Carlos Alfredo Crosthwaite,  ingeniero civil y ex concejal, considera que el concejo actual no ha cumplido ni cumplirá en primera instancia las aspiraciones de los ciudadanos, pues lo primero que esperan ellos es que alguien los represente con dignidad, por tal motivo, cataloga al concejo como una “maquinaria” que solo funciona en épocas electorales y la cual solo es utilizada para el enriquecimiento propio; plantea Crosthwaite que una demostración clara de esta mala administración ha sido las privatizaciones de la Empresa de energía, y aseo además del endeudamiento por el que pasa la ciudad.

Empresas públicas que fueron el patrimonio de la ciudad de Pereira, debido a los manejos insuficientes, fueron privatizadas, afirma el columnista Carlos Andrés Echeverry, quien ha escrito varios artículos en su página web sobre el caso de Aguas y aguas, donde cerca de 150 contratos fueron concedidos por la modalidad directa y la invitación privada, ignorando la licitación pública como mecanismo de selección y como lo menciona en una de sus columnas , el “dedo” de la gerente pasó a ser el modo de selección.

De igual forma, el enriquecimiento que presuntamente ha tenido Irma Noreña, gerente de Aguas y Aguas, ha sido un tópico relevante en los escritos de Echeverry; de acuerdo a su web, en una entrevista realizada el mes de diciembre de 2010, Noreña trata de explicar su capital; respondiendo a la pregunta que se le hizo sobre una casa lujosa que posee en el sector de Cerritos, ella afirmó que es una sociedad familiar para realizar eventos, la cual  no aparece en el ministerio de Industria, comercio y turismo como registro nacional de turismo, según lo exige la ley.

Fernando Arias, concejal del Polo, con respecto al supuesto enriquecimiento ilícito de Irma Noreña afirmó que  desconoce algún procedimiento penal ante el hecho y aunque hubo una serie de denuncias ante el supuesto de que su esposo se beneficiaba de contratos, no se ha demostrado que éste tenga contrato con la empresa de Aguas y Aguas; comenta Arias que hay un estatuto contractual que le permite a la gerente adjudicar los contratos y hay que constatar que la empresa de Aguas y Aguas es una empresa con autonomía administrativa y presupuestal, por tanto su junta directiva, la que expide los actos de gobierno de la misma entidad y el Concejo, no tiene la posibilidad de decidir porque reglas contractuales se rige la empresa.

No obstante Noreña ha sido invitada al concejo para que rinda cuentas y no ha sido posible encontrar irregularidades en el manejo de los recursos públicos, por  lo que si afirma  Arias que a quien le corresponde garantizar  trasparencia en los contratos es al alcalde de Pereira y  a la junta directiva.

 

El caso de ESE Salud Pereira


El 20 de febrero en los principales diarios de prensa local apareció una premisa en donde se  relata como el día anterior, 19 de febrero a las 7:30 am, el DAS intervino a ESE Salud Pereira, con el fin de hacer registro de los disco duro y computadores portátiles de la entidad para recoger información y aclarar la denuncia del mal manejo de los recursos. Según publicaron los diarios, la ESE pasa por una de sus peores crisis administrativas, pues hace dos meses no se les paga a sus funcionarios y existe un endeudamiento de 10 mil millones de pesos.

Carlos Alfredo Crosthwaite afirma que este es el resultado por ser ESE Salud una identidad parcelada, por haber sido entregada a un concejal que ha hecho lo que se le da “la real gana” con la ESE y en este caso la señora Judith Giraldo quién ha hecho lo que ha querido, refirió Crosthwaite. Esta entidad está encargada de prestar el servicio a los más necesitados, personas que no cuentan con el SISBEN, y como entidad pública debe ser objeto de preocupación del concejo.

Con respecto al caso de la ESE Fernando Arias responde que  el concejo le ha hecho en reiteradas ocasiones el seguimiento a su gerente, Juan Carlos Marín, con el fin de aclarar la falta de suministro de medicamentos, el déficit y el allanamiento que realizó el DAS; Arias ha sido uno de los que le ha generado más debate al gerente de la ESE en materia de oportunidad y eficiencia en el servicio.

Sí hubo  presencia del concejo ante esta entidad, aunque como todas las empresas públicas, ESE Salud posee autonomía administrativa y pese a que el actual gerente ha sido muy criticado, el concejo no tiene el derecho a retirarlo pues quien posee este poder es la junta directiva. Respecto con el endeudamiento de 10 mil millones pueden existir varias causas que lo originan, entre ellas el crecimiento de cartera, aproximadamente unos 25 mil millones que se le debe a esta entidad, deudores como las EPS e IPS, que posiblemente ocurre por la falta de gestión del gerente. Lo que si le queda claro a Arias es el conflicto político que existe entre la gente que ha apoyado al gerente Marín y el alcalde Israel Londoño, quien parece estar interesado en tomar el control de la empresa, de acuerdo a lo que afirma Arias.

Se puede afirmar que  hechos que para muchos son evidentes tales como el porcentaje que recibe Judith Giraldo de las contrataciones de la ESE salud, según lo afirmó el ingeniero Crosthwaite y el concejal Fernando Arias, aún siguen pasando desapercibidos.