Una permanente agenda cultural, una decidida preparación académica, festivales en las universidades, estímulos institucionales, son aspectos que han servido para darle impulso al desarrollo audiovisual. Aquí voces de quienes a diario crean historias.

Gloria Monsalve durante el rodaje de Los asombrosos días de Guillermino, película grabada en Pereira

 

Por: Franklyn Molano Gaona*

El auge del cine en Pereira está en su mejor momento. Ese deseo de jóvenes por escribir y contar historias, se debe a una dinámica cultural que se vive a diario en los distintos escenarios de la ciudad. Un punto alto que sirvió para aumentar ese impulso fue la presentación en salas, en diciembre de 2016, de la película dirigida por Gloria Nancy Monsalve, Los asombrosos días de Guillermino, que luego de 13 años de superar dificultades y limitaciones, logró ser vista.

Diego Restrepo, productor, cuenta que realizar la película fue todo un reto. “No había antecedentes más que la película Nido de Cóndores, que se había hecho en 1925. Asumimos ese reto de recoger el talento que había en ese entonces en la ciudad. Esta es una historia hecha con talento técnico, actoral y artístico local. Entonces era de la nada poder construir una película con bajo presupuesto”, recuerda Diego, quien agrega que además de ir a las empresas para que creyeran en un proyecto, fue luego superar los problemas de posproducción y de exhibición. “Lo otro era demostrarle a la gente que sí se puede hacer cine en Pereira. Entonces, esto es un parte de satisfacción personal y profesional. Esto ya queda como un antecedente de cómo sería la ruta para que la gente se pueda encaminar para poder hacer sus propias producciones”, declara Diego, quien señala que la película ha recibido tres premios: Festicinekids en Cartagena, en Bogotá (2008) y en VII Festival Internacional de Cine de Cuenca, Ecuador (2008), y que durante los quince días de exhibición, la película fue vista por 2.689 espectadores.

Laura Arcila y Nathalia Montealegre en un día de trabajo para el documental Barbas Bremen.

“El ojo ha mejorado”

Otra variable que ha fortalecido la realización de historias ha sido el aporte de la academia con la presencia en la ciudad de los programas de Comunicación Audiovisual y Digital de la Fundación Universitaria del Andina, Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Católica y la Licenciatura en Educación de la Universidad Tecnológica de Pereira. Un primer nivel son los trabajos de grado en documental -donde uno de ellos obtuvo Premio Simón Bolívar (2014) con el trabajo: Mushaisha, una pesadilla wayúu de Carlos Mario Piedrahíta y Sebastián Grisales-, además de Barbas Bremen de Laura Arcila y Nathalia Montealegre, ganadoras como Mejor Película Colombiana en el Festival de cine Verde en Barichara (Santander).

Está la serie de tres documentales (2016) entre las universidades de la región cafetera, en convenio entre la Asociación Colombiana de Facultades de Comunicación –Afacom–  y el Canal Regional Telecafé, titulado: Estéticas del paisaje, trabajo que se hizo entre profesores y estudiantes. Y está la línea de currículo de cada programa, donde se hacen producciones audiovisuales. “Es evidente el aporte que hace la academia a la realización audiovisual. En ese campo del documental se ha visto un progreso notable. Nos queda pendiente el tema de lo ficcional”, señala Luis Aldana Vásquez, docente de las asignaturas de guion y de audiovisual de la Andina.

Nathalia Montealegre, quien ha hecho dupla con Laura Arcila en diferentes proyectos audiovisuales y han obtenido numerosos reconocimientos, destaca el aporte académico como fundamental para el desarrollo audiovisual en la ciudad. “Hay profesores muy buenos que motivan con películas y cortometrajes, los cuales sirven de ejemplo para trabajar. Lo otro es el impulso a participar en festivales, donde uno se da cuenta que los trabajos pueden participar con los de otras ciudades del país”, declara Nathalia, quien agrega que además hoy se cuenta con dispositivos móviles que están a la mano y brindan la posibilidad de hacer cine. “Hay mucho talento en Pereira. Se puede ver cómo el ojo ha mejorado. He visto historias buenas, con buena dirección de fotografías y de arte. Uno ya no piensa tanto en el dispositivo, sino que la idea sea buena y que el contenido tenga calidad. Ya tenemos todo a la mano. Es pensar en ideas y contenidos de calidad”, insiste la joven realizadora, que en la actualidad trabaja en el canal regional Telecafé.

Sobre los festivales universitarios que premian la creación de historias, están los Césares (21 años) de la Universidad de Manizales; los Escaleta (cuatro años) de la Andina; los Corte Final (16 años) de la Católica y los Premios Te Muestra (siete años) de la Universidad del Quindío. Y los encuentros anuales de Fotourbe en Pereira y Festival de la Imagen de Manizales, que son encuentros donde se dan cita expertos, teóricos y productores que con sus charlas animan a seguir en la realización.

Nathalia Montealegre durante el rodaje del documental Barbas Bremen.

Otro puntal decisivo han sido las convocatorias de estímulos del Instituto de Cultura y Fomento al Turismo de Pereira (en liquidación), donde han salido documentales como: Bonanza Metalera, El último riel, Kilómetro 7, Calle 17 con séptima esquina. “Me parece importante el aporte, pero es insuficiente para la cantidad de realizadores y de historias que hay por contar no solo en Pereira sino en la región. Hay una necesidad de narrar esta ciudad. En el mapa audiovisual colombiano, la ciudad está poco representada. Estamos parados sobre una mina de oro de historias”, menciona Iván Marín Díaz, quien ha ganado y participado en diferentes convocatorias.

Están los realizadores independientes como: Wilmer Soto, Alberto Briceño, Juan David Cardona, Edwin Laverde, Diego Pamplona, Víctor Galeano, Laura Sofía Mejía, por citar algunos. Los cineclubes: Borges (20 años) y Cine en Cámara (17 años) y los colectivos: Brotherhood, Frailes, La Cuadra (17 años) y Corto Circuito (13 años), que alimentan desde su programación conversatorios, talleres y debate permanente alrededor del arte.

*fmolanogaona@gmail.com