Deportivo Pereira asfixió 3-0 a Bogotá en el Hernán Ramírez Villegas, y es firme candidato para regresar a primera división después de cinco años. El elenco local se jugará el tiquete en el cierre de los cuadrangulares ante Leones.

 

Por: Carlos A. Marín y Katherine Cortes

 

20161119_150944Para esta misma instancia en el 2015 los dirigidos por el también argentino Hernán Lissi sumaban 10 puntos, en esta campaña, pese a sumar 70 en la fase todos contra todos, la escuadra se desinfló y apenas ajusta 8 unidades, al igual que Leones quien perdió 2-1 en Soacha. Tigres también tiene 8 puntos.

El ambiente que se vivió previo al compromiso fue de optimismo, el traspié sufrido durante los tres primeros partidos sumando apenas 2 unidades de 9 posibles, se recompuso ante Tigres en Soacha, el 2-0 le devolvió el alma al aficionado que por 5 años ha padecido la segunda división.

El hincha pereirano ya venía molesto por el juego mostrado ante Tigres en calidad local, donde los jugadores fueron silbados, agredidos desde las tribunas del Monumental. Tan difícil fue la situación que los mismos seguidores generando consciencia a través de las redes sociales, pidieron mesura ante Bogotá para no instigar a los jugadores en el juego decisivo. Pues aquello de la presión del rival, también la siente el local cuando tiene a su gente en contra.

El partido lo abrió el gesto del equipo en los actos protocolarios. El once titular salió de manera pausada a manera de reproche por la actitud de los aficionados, de quienes no parecen tener un respaldo en estas instancias, cuando la situación se complica en los resultados.

En lo futbolístico Pereira entendió la necesidad del partido. Desde el primer minuto Juan Camilo Hernández acechó el arco rival para poner en sintonía a Christián Mejía, llamar a la sociedad vertical a Carlos Palacio, que desde el fondo fue un líder durante los primeros 46 minutos, trasladando la esférica hacia la zona delantera.

Edwin Movil buscó tener incidencia de la mitad hacía arriba, lo logró por momentos, claro, sin la empatía con Rafael Navarro, la misma que se gestó entre Mejía y Hernández.

El equipo de la visita con un claro esquema 4-4-2 se acomodó a lo exigido en el Monumental. Sin la pelota trabajó ordenado, resguardando sus líneas; sin embargo, el ‘rojiamarillo’ fue incisivo y sobre los 13 minutos, de pelota quieta volvió a impactar la portería del rival. Nuevamente a los 28 Rafael Navarro se acercó al gol, desaprovechando la oportunidad. Sobre el final y con un Bogotá reducido, se evidenció lo que varios equipos tienden a hacer en La Perla del Otún, perder tiempo.

Mientras tanto, en Soacha se jugó otro duelo, del que los asistentes estuvieron pendientes. Leones visitó a Tigres, en una jornada que pudo definir el primer clasificado a primera división, pues con un triunfo de Leones y una derrota de Pereira, el elenco itagüiseño lograba el ascenso.

En los primeros minutos del segundo tiempo el Matacaña salió a abrir el marcador, Edwin Movil le puso una pelota ajustada al ‘cucho’, este la dejó servida con un tímido remate al guardamenta capitalino, Yasser Chávez.

Después salió Diego Espinel por Stiwar García a los 57 minutos. García entró conectado y a los 20 segundos de ingresar con una asistencia de Hernández, la tuvo en su pie derecho, opción que fue atajada nuevamente por Chávez.

Ya cuando el público se estaba impacientando llegó el primer tanto convertido por Harold Gómez al minuto 60, quien no había aparecido en el partido con aportes importantes. Bogotá que había cambiado el esquema a un 4-3-2-1, en cuestión de minutos lo reforzó nuevamente con el 4-4-2.

La segunda diana llegó cinco minutos después en una habilitación de Stiwar García a Hernández desde la zona izquierda, el ‘10’ pereirano no dudó en lanzarla a al corazón del área para que Harold Gómez sellar el 2-0.

Cuando la tribuna se animó más, los jugadores respondieron en la cancha, dejando cualquier duda en el pasado. Lobo Sur, la barra distintiva, desde oriental alentó con cánticos para jugar con la sicología del deportista, que entendió y respondió a este llamado en la cancha.

El tercer y último gol lo convirtió Rafael Navarro a los 80 minutos del cotejo, quitándose el peso de encima que lo acompañó en los primeros minutos, y sentenciando el triunfo del glorioso Deportivo Pereira 3-0.

Con la victoria la divisa pereirana se mete en la pelea por lograr ascender a la liga. El duelo en Antioquia avalará la campaña de este 2016.