DE CLIC EN CLIC HASTA EL TRIUNFO EN CIBERLUCHAS

Desde el 28 de abril Colombia ha pasado por una etapa de movilización popular con pocos precedentes en su historia. Un grupo de ciberlucha, creado por unos estudiantes del Tecnológico de Antioquia y que apoya la protesta desde la virtualidad, ha sido uno de los protagonistas de este Paro Nacional.

 

Escribe / Carolina Bohórquez- Ilustra / Stella Maris

El actual Paro Nacional en Colombia, iniciado el 28 de abril, pasará a la historia como el acontecimiento que logró ambiar la cultura política de una buena parte del país. Como muchos fenómenos, su importancia no radica en la novedad o en los cambios drásticos que supuso, sino más bien en un salto cuantitativo respecto a los paros nacionales anteriores y a la instrumentalización, por parte de la movilización, de algunas estrategias y herramientas que hasta ahora no habían sido usadas con tanta intensidad. Una de esas estrategias es lo que se ha llamado como “ciberlucha”.

Como no podía ser de otra manera en este contexto, esta periodista conversó vía WhatsApp con dos líderes, de los cuales no revelaré su identidad por razones de seguridad, de Adopta un compa, grupo creado por estudiantes de Criminalística del Tecnológico de Antioquia, el cual tiene como objetivo adoptar a una persona o grupo de personas que se dirijan a las diversas manifestaciones con el fin de brindar un apoyo desde la virtualidad.

“La iniciativa empezó a rondar por la cabeza de algunos de nosotros el 5 de mayo debido a toda la coyuntura actual del país y al otro día, se consolidó de manera oficial el perfil en Instagram. La iniciativa surgió como apoyo a nuestros compañeros marchantes, para personas que por distintas razones no pueden salir a marchar y quieran colaborar de alguna manera. Adopta un compa no tiene otro objetivo más que brindar un apoyo a los marchistas y velar por la integridad de ellos teniendo información además de importante, relevante e indispensable para cualquier eventualidad que pueda ocurrirle a alguna de las personas que sea adoptada”, expresó uno de sus líderes.

Aquellas personas que quieran ser padrinos (quienes ayudan desde casa), deben ser parte de la comunidad del Tecnológico de Antioquia o en su defecto, si es una persona externa, debe ser referido de alguna persona de la comunidad antes mencionada. Por otra parte, para ser ahijado (quienes salen a marchar), simplemente deben contactar a @adoptauncompa y allí se le darán las indicaciones a seguir.

Twitter de @CalleyPoche

La batalla virtual

La inserción de las redes sociales y de la virtualidad en paros, revueltas o estallidos sociales en el mundo, no es un fenómeno inédito. Es algo que se puede rastrear desde finales de la década de los 90, con menos protagonismo considerando que el Internet y las computadoras personales eran todavía gadgets poco masificados en el mundo, salvo en Estados Unidos y Europa. Es el caso, por ejemplo, del Movimiento por la Justicia Global (MJG), grupo antiglobalización, inspirado en la contracumbre de Seattle, de 1999, y del que provienen políticos de renombre como Ada Colau y Pablo Iglesias. El MJG fue pionero en el uso del internet para crear foros de discusión, convocar a manifestaciones o como una forma de organizar espacios democráticos no institucionales. que tampoco dependieran de la calle. Una de las razones de esto fue, no sólo el avance tecnológico de la época sino también el componente juvenil que tenía, en parte, tal movimiento.

Los días 3, 4, 5 y 6 de mayo fueron los días más álgidos de lo que va del Paro Nacional y en los que más se evidenció la creatividad de los jóvenes a través de la ciberlucha. El primer día de ese mes, Día Internacional del Trabajo además, el presidente Iván Duque ordenó al comandante del Ejército, general Enrique Zapateiro, hacer presencia en Cali y acompañar la asistencia militar proclamada ese mismo día por el mandatario, figura legal respaldada en el artículo 170 de la ley 1806, que permite la injerencia del ejército en coyunturas que implican un riesgo a la seguridad o un peligro inminente.

Como era de esperarse, la violencia policial se incrementó radicalmente durante esos primeros días, dando como respuesta por parte de la movilización la creación de Adopta un compa, la puesta en tendencia de hashtags en Twitter como #SOSColombiaDDHH, #SOSSiloe, #SOSCali, y muchos más conforme la violencia policial se iba desplegando por otras ciudades del país y el copamiento de la transmisión por YouTube de la reunión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el día 4 de mayo, en la que se conectaron casi 15.000 personas comentando en el chat “S.O.S. Colombia”.

Según uno de los líderes de Adopta un compa, la importancia de la ciberlucha en contextos como este “juega un papel fundamental en la situación actual del país, esto debido a que hay mucha información disponible y los artefactos tecnológicos manejados por la población facilitan la transmisión de la misma. Cabe resaltar que así como los medios permiten comunicarnos de manera fácil y rápida, también son un arma de doble filo debido a la cantidad de datos que se manejan, pues se ha evidenciado como se puede tergiversar y al mismo tiempo desinformar sobre la situación actual de Colombia”.

Vamos al inicio

¿Cómo surgió todo? Retrocedamos a los albores del siglo XXI. Fue necesaria una década más desde la creación de MJG, la masificación global del smartphone y del internet y una crisis económica global provocada por la Crisis de las Hipotecas Subprime en el 2008, en EEUU, para que en 2011 las redes sociales tuvieran otro salto cuantitativo. La red social Twitter fue instrumentalizada por casi todos los movimientos insurgentes que protagonizaron la denominada “primavera árabe”, el 15M en España o el movimiento Occupy Wall Street.

Como en el caso de Egipto en el 2011, según los líderes de Adopta un compa, ellos también han tenido que lidiar con la censura en las redes sociales. “Fuimos víctimas de censura en la página oficial de @adoptauncompa como en las redes personales de cada líder, ya que por medio de las cuentas mencionadas se compartía información de cómo adoptar a los marchantes, de tips para cuidarse entre las personas que salían a manifestarse, y también de la situación por la que está pasando el país”.

En la mayoría de los países de la primavera árabe, incluso en España o en Estados Unidos, los logros políticos (en sentido electoral) no fueron muchos luego de la etapa de revueltas de finales del 2011. En Egipto, por ejemplo, se pasó de un régimen dictatorial a otro más radical que el de Hosni Mubarak, incluso coartó las libertades. Igual ocurrió en Libia y Siria, naciones que entraron en una espiral de luchas internas que, incluso, hasta hoy no se han solucionado del todo; en Estados Unidos, lo que para la izquierda fue un decepcionante periodo presidencial (el de Barack Obama) fue seguido por el populismo ultraconservador de Donald Trump; y en España, el auge político del partido Podemos, que logró encauzar electoralmente el descontentó del 15M, duró apenas 5 años, pues hoy este partido se encuentra en una fragmentación y debilitamiento político.

Proyecciones

¿Qué esperan los líderes de Adopta un compa del actual paro en Colombia? ¿A manera de ejercicio especulativo, qué logros políticos se podrían conseguir? “El Paro Nacional podría tener buenas consecuencias a raíz de los mecanismos de presión social y ciudadana, lo que incitaría a un diálogo más abierto y al cumplimiento de uno de los objetivos principales que es la escucha por parte del gobierno. Sería arriesgado decir que se van a llevar a cabo todas las propuestas que se tienen por parte del Comité del Paro Nacional, ya que es un camino largo de escucha, diálogo y toma de decisiones; pero sí es claro que se van a notar avances en materia política, económica y social”, respondió uno de los líderes de Adopta un Compa.

Es evidente, sin embargo, que tanto con el convulso año del 2011 como con el actual Paro Nacional, se lograron y se lograrán cambios en la cultura política de la ciudadanía a nivel global y local. El segundo es un testimonio de los cambios que implicaron los estallidos sociales anteriores alrededor del mundo y a nivel nacional, la movilización ha logrado cosas, tan aparentemente nimias, como el cambio de la agenda política del país, la cual suele ser impuesta por los grandes medios de comunicación.

Ha sido tanta la presión por un cambio del lenguaje político que una persona como Álvaro Uribe Vélez ha pasado de resaltar la importancia de la clase media y el empresariado del país a exhortar la urgencia de una política y atención para los más necesitados. Además, es indudable la decadencia de los medios de comunicación tradicionales que, por lo menos en las generaciones más jóvenes, son vistos con recelo, emergiendo y consolidándose personalidades y medios alternativos como Aquinoticias, Jahfrann, Le Cuento o La Direkta. Al final. estos son pequeños indicios de lo que decía Berman Morris en su libro El crepúsculo de la cultura americana: “los derrotados en las batallas políticas suelen ser, en ocasiones, los ganadores de la batalla cultural”.