Las redes sociales se deberían usar para este tipo de cosas, es un buen aprovechamiento de las redes para potencializar la transmisión de conocimiento en muchas materias

 

Por Antonio Molina

Es ingeniero en telecomunicaciones de la Universidad Autónoma de Colombia y trabaja en una empresa del sector en México, país en el que reside desde hace 12 años. Además, tiene una maestría en administración de empresas de la Universidad del Valle de México y un MBA en dirección de empresas de la Universidad Europea de Madrid y, según sus palabras: “llegué persiguiendo sueños ante la imposibilidad en aquel entonces de desempeñarme profesionalmente en Colombia debido a la situación del país en aquel momento”.

juan carlos parra

Juan Carlos Parra

Quien esto afirma es Juan Carlos Parra Rodríguez, bogotano que se considera enamorado de su país y sus raíces, “pues ser colombiano me ha abierto muchas puertas desde el punto de vista profesional (y cada vez que lo puedo decir lo menciono con muchísimo orgullo)”. A sus 41 años dice con orgullo que es un “historiador aficionado”, y dentro de sus logros está el manejo de la cuenta Historia de Colombia en Tuiter, la cual cuenta con más de 34 seguidores.

Estas fueron las respuestas a un cuestionario que se le envió a través del correo electrónico.

 

¿De dónde surge la idea de la cuenta Historia de Colombia?

La idea de la cuenta de Tuiter @colombia_hist nació por varios motivos. El primero de ellos, la ausencia de sentido de pertenencia por lo realmente nuestro que tenemos o tienen muchos Colombianos, lo que hace que no seamos una nación unida y en paz; el desconocimiento de la gente por la historia y el comparar en otros países cómo la gente conoce su pasado y el orgullo que tienen; el ánimo personal por siempre querer contarle a la gente cosas de nuestro país y de nuestro pasado y por último, querer aprovechar la penetración de las redes sociales para poder comunicar nuestro pasado, nuestra cultura, nuestra identidad. Nadie se había interesado por hacer algo así cuando ya existían muchas cuentas en redes sociales que narran la historia de otros países.

 

¿Cómo nació la cuenta?

La cuenta de tuiter nació el 23 de febrero de 2013, era viernes en la noche y la iniciativa se enmarcó después de la frustración de ver que nadie (me refiero al gobierno o Ministerio de Cultura o Ministerio de Educación) se había interesado en hacer algo así. Yo seguía cuentas en redes sociales que cuentan la historia de Venezuela, México, España, Chile, Panamá y otros países.

Comencé a tuitear daticos históricos, sin saber lo que estaba empezando a hacer –algunos compañeros de trabajo me dijeron de inicio que no sabía lo que estaba haciendo–, tenía apenas cinco seguidores… hoy sorpresivamente ya van casi 35 mil seguidores

 

¿Qué impacto tiene en la construcción de ciudadanía el hecho de dar a conocer la historia? 

jc

Tuiter y las redes sociales en general son una herramienta de penetración impresionantemente grande.

Mucha gente piensa que esto es un espacio de opinión, pero el objetivo de la cuenta de Tuiter es simplemente contar registros históricos ocurridos, dentro de la construcción de ciudadanía, identidad, cultura y conocimiento con los trinos. Se pretende que las personas conozcan detalles que las puedan incentivar a profundizar y promover la investigación, incentivar a que la gente sepa el porqué de las cosas. Por ejemplo: por qué el nombre de las poblaciones, por qué hablamos como lo hacemos, por qué comemos como lo hacemos o nos divertimos así, e incluso, identificar por qué somos en esencia lo que somos nosotros como colectivo, como nación.

También mostrar a través de la penetración de las redes sociales que hay un espacio donde pueden leer, reflexionar y tomar conclusiones para identificar que, como sociedad, está en cada uno de nosotros el poder mantener o cambiar las cosas con base en el conocimiento de lo ocurrido

 

¿Qué ventajas tiene el uso de Tuiter para divulgar la historia?

Tuiter y las redes sociales en general son una herramienta de penetración impresionantemente grande, una cápsula de 140 caracteres donde se plasma un hecho histórico hace que llegue a miles de personas en cuestión de un par de minutos.

Mostrar en 140 caracteres datos históricos, le hace sentir a la gente ese gusto de leer, porque no se hace aburrido ni monótono, son como capsulitas de información que enganchan al lector

Las redes sociales son un soporte fundamental de aprovechamiento de enseñanza, de comunicación, de transmisión de información y para la preservación de la memoria, por la facilidad de acceso y de comunicación.

Las redes sociales se deberían usar para este tipo de cosas, es un buen aprovechamiento de las redes para potencializar la transmisión de conocimiento en muchas materias.

 

¿Maneja otras redes sociales?

@colombia_hist maneja otras redes sociales. Está enlazada con Facebook, instagram, un blog, de manera tal que lo que se escribe se refleja en todas las redes y por petición de muchos seguidores un canal en youtube que está próximo a lanzarse

 

 ¿Cuál ha sido el trino más comentado? ¿Por qué cree que lo fue?

juan c parra¡Huyyy!, decir o determinar cuál fue el trino más comentado de 60 mil de ellos es muy complicado, pero los trinos que más ocasionan reacciones en las personas son las imágenes del pasado (por ejemplo, fotografías donde se evidencia que en materia de transporte público seguimos igual que en 1920)  y temas especiales, es decir, días dedicados a contar un tema, como si fuera el minuto a minuto de lo que ocurrió como si estuviera sucediendo en el momento, como me los han expresado algunos seguidores: “empiezo a leer el TL trino por trino y empiezo a empelicularme”.

 

 ¿Cuáles temas de la historia lo apasionan más?

Nuestra historia es netamente apasionante, cada época, cada tema, cada instante está cargado de muchas cosas en las que cada vez que se vuelve a leer o a revisar, le salen más y más cosas… probablemente de nuestra cultura precolombina, indígena y africana hay muy poca documentación, lo que genera más interés y pasión

 

 ¿Qué le hace falta a los historiadores colombianos?

A los historiadores colombianos les hace falta entender que el conocimiento no se debe quedar ahí en la academia, hay que salir a transmitirlo, hay que procurar darlo a conocer. La historia no es para los anaqueles y la academia, la historia es para contarla, difundirla, mostrarla y de ahí buscar el mecanismo para que eso que se cuenta sea la base de la construcción de sociedad, de identidad y de orgullo.

Porque el pasado es la base de lo que hoy somos como nación. De historia solo saben los historiadores, pero no se buscan los mecanismos para difundir el conocimiento por el pasado y tampoco hay apoyo por parte de las instituciones dedicadas a promover la cultura y la educación.

 

¿Cuáles son las fortalezas de un historiador?

Una fortaleza inmensa del historiador es que tiene el conocimiento, sabe dónde está la información y la documentación… solo se debe difundir, en mi caso particular he realizado algunos análisis de penetración en las redes sociales y la preservación de la memoria… hoy ya se apoyan en la cuenta de Tuiter algunas instituciones para empezar a promover conocimiento.

 

El mejor libro para aprender historia de Colombia sería…

Decir cuál es el mejor libro para aprender historia es muy complicado. Se aprende historia leyendo a Gabriel García Márquez o a Arrubla, a Bejarano, se aprende historia leyendo revistas especializadas, que dependiendo del columnista de cada artículo tienen un enfoque diferente, hay un libro que me gustó mucho que se llama Historia concisa de Colombia.

Considero que lo realmente importante es leer lo que se quiera conocer, con el criterio abierto a la objetividad, sin caer en el prejuicio de aprobar o desaprobar lo que se narra por simple ideología

Las mismas personas son las encargadas de filtrar el éxito de un espacio como este con base en la seriedad y veracidad de lo que se cuenta, pues hay acceso a todo tipo de información para confirmar lo que se dice. Ahora, con base en ello, la cuenta @colombia_hist es un aporte documental que considero yo se está volviendo patrimonial de nuestra memoria y que se ha ganado un espacio de credibilidad y una posición con el paso del tiempo.