Con algunas sorpresas, uno de los torneos más relevantes y tradicionales del c0nocido “deporte blanco” sigue en busca de un nuevo campeón, tanto en la categoría masculina como femenina. Un breve repaso a lo que ha dejado hasta ahora el torneo, valorando la actuación del único colombiano participante, Alejandro Falla.

Wimbledon no deja de ser considerado uno de los torneos más representativos del tennis.
Foto tomada de: .luxuo.com

Por: Daniel Cardona Henao

 Tal vez la iluminación mediática de Wimbledon 2012 no ha sido la misma de otros años. Y es que la “Catedral del Tennis” no recibe la atención de siempre porque Londres piensa en el evento del año, y de más importancia, como los Juegos Olímpicos 2012.

Sin embargo, el torneo transcurre con el nivel de siempre: juegos vistosos y paridad, debido a que son pocos los tenistas que se destaquen sobre el césped de la Catedral. Desde el 25 de junio están exponiendo sus armas los mejores tenistas del mundo, en búsqueda del Grand Slam que se entregará el 8 de julio.

En lo que va de la competición se ha producido una sorpresa en el singles masculino; Rafael Nadal fue eliminado en segunda ronda ante el checo Lukas Rosol por  6-7(9), 6-4, 6-4, 2-6, 6-4. Esto significó el posicionamiento de Roger Federer como el número 2 del ranking ATP, mandando al español a la tercera colocación.

En semifinales del “singles masculino” se encuentran Novak Djokovic y Roger Federer, en duelo de favoritos, mientras Jo Wilfred Tsonga y Andy Murray se enfrentarán en el otro partido que da un paso a la final.

El papel del único colombiano en esta modalidad de la competición, Alejandro Falla, fue aceptable, teniendo en cuenta que logró algo histórico al ser el primer tenista de esta nacionalidad en pasar a tercera ronda de Wimbledon. En el primer partido eliminó al gran sacador estadounidense, y número 11 del ranking ATP, la torre Jhon Isner, jugándole con inteligencia y basando en la seguridad de su revés la victoria a cinco sets (6-4 6-7(7) 3-6 7-6(7) 7-5). En el segundo encuentro se debatió a punta de “winners” con el francés Nicolás Mahut, donde el caleño se impuso otra vez en cinco sets (6-4 6-3 4-6 4-6 7-5). Pero, ya con el cansancio de dos duras batallas acumulado, se enfrentó a un Denis Istomin que demostró un gran tennis y se aprovechó de los errores, ganándole en cuatro sets (6-3, 6-4, 3-6, 7-6(5)).

Mientras tanto, en las damas también se produjeron algunas sorpresas. La número uno del ranking WTA, María Sharapova, cayó en cuarta ronda ante Sabine Lisicki (6-4 6-3). En semifinales se encuentran Angelique Kerber y Agnieszka Radwanska y en el otro partido el duelo de favoritas entre Serena Williams y Victoria Azarenka.

Es así como Wimbledon, el tercer Grand Slam del año y opacado para la proximidad de los Juegos Olímpicos, se desarrolla en el gramado de la Catedral del Tennis, en Londres. Sorpresas como las caídas tempranas de Sharapova y Nadal, la ilusión de países con representantes como Alejandro Falla y su buen evolucionar, el favoritismo de Federer que siempre despliega su maestría en el césped londinense, entre otras cosas, siguen nutriendo este torneo de altísima competitividad.

No se necesita ser un amante del Tennis para admirar este torneo, simplemente, un amante del deporte y disfrutar lo que este nos ofrece. Londres se engalana y seguirá luciéndose hasta este domingo, cuando los diferentes campeones alcen sus trofeos.