PLOP, DECADENCIA ENRAIZADA EN LA REALIDAD

Ellos pretenden renacer de las cenizas, generar un principio a partir de un fin; haciendo referencia a cómo los extremos se tocan causando una gran cadena que se repite.

 

Texto e ilustración / Daniela Ríos Henao

“Estaba cubierto de barro. El barro que estaba ahí y seguiría estando. Porque nunca hubo otra cosa que barro. Siempre llovió. Siempre hizo frío (…). Nunca existió otra cosa que barro. Solo hubo figuras cubiertas de barro, como ahora estaba él. Lo descolgaron con una soga atada a un pie. En la mitad lo soltaron. Cayó al barro. Hizo plop”.

Fragmento de Plop (p. 128)

 

Plop es una obra del escritor argentino Rafael Pinedo (1954-2006), ganador del premio Casa de las Américas 2002. El autor se desempeñó como informático y estudió ciencias naturales y exactas. Sus temas recurrentes fueron la distopía y la destrucción cultural, que puede verse en sus tres libros: Plop, Frío y Subte.

La novela corta Plop consta de 56 pequeños episodios, con un total de 128 páginas. Esta obra posee una estructura circular. La presente edición fue fruto de la cooperación entre el Ministerio de Cultura de Colombia y la editorial cubana Casa de las Américas, la cual también lo publicó.

La obra narra la vida de Plop, un hombre que nace en un escenario postapocalíptico y, en conjunto con su tribu, intenta sobrevivir al mundo hostil que los rodea. A medida que pasa el tiempo la capacidad de supervivencia y la sed de poder de Plop lo hacen sacar a flote sus instintos más individuales; su verdadera naturaleza. Este futuro lleno de incógnitas logra crear una atmósfera surreal que nos embarca en una historia desgarradora pero que genera el suficiente impacto como para reflexionar.

 

***

Plop relata una distopía, es decir, un mundo no idílico dominado por la descomposición. Allí, este hombre y la comunidad en la cual se desarrolla intentan subsistir y superar todas las dificultades que les plantea la vida en un mundo hostil.

Como Plop es el protagonista, su historia de vida es la que guía la narración y da el título a la obra. Su nombre hace referencia al sonido onomatopéyico producido al nacer y caer al barro “Plop”, este es un vivo ejemplo de que incluso su origen es un intento constante por sobrevivir.

Plop nace del barro, es el hombre de barro, el alba y el ocaso, el principio y el fin; se remite al Génesis bíblico, al Popol Vuh maya, a la mitología sumeria y egipcia en donde el ser humano surge del barro, pero también encarna aquella frase de Génesis 3:19 “en polvo eres y en polvo te has de convertir”, pues Plop termina siendo enterrado vivo y muere en el mismo suelo arcilloso que lo vio nacer. Plop bien puede encajar como el inicio del hombre en los clanes primitivos de la prehistoria, o bien como un mundo decante postapocalíptico.

Esta comunidad vive en una inmensa llanura, ya no hay naturaleza ni alimentos, ni ropa, solo hay ruinas. Sobreviven de la caza, que no es muy habitual, y de alimentarse de hongos, cuya presencia refleja la decadencia en que estaba envuelta la tierra. Pese a no ser descrito, la oscuridad y la humedad abundan y esto explica la proliferación de diferentes especies de setas.

Al leer este relato se puede ver que dicha “sociedad” intenta surgir, que a pesar de que es como un nuevo inicio se poseen reglas y una jerarquía, al igual que el mundo que dejaron atrás y ahora está devastado.

Ellos pretenden renacer de las cenizas, generar un principio a partir de un fin; haciendo referencia a cómo los extremos se tocan causando una gran cadena que se repite. A medida que pasan las páginas se va conociendo más de Plop y sus verdaderas intenciones, su necesidad de avanzar en la jerarquía, en tener más aceptación social y poder. Hay que tener en cuenta que comportamientos de la tribu como reciclar todo, incluso a los muertos, o tener sexo con cualquiera, que en el libro lo llaman “usar”, no serían bien vistos o aceptados socialmente en la actualidad porque estarían tachados como una profanación en el primero, o una violación o coacción en el segundo.

La tribu tenía tabúes que regían y fundamentaban su comunidad, como lo era no hacer absolutamente nada con la boca, tener la boca lo más cerrada posible y no dejar que nadie viera su interior. Mostrar la lengua o los dientes implicaba la muerte, y por la misma razón el sexo oral estaba vetado, además se debía hablar con la cabeza agachada, comer a solas y con la mayor discreción posible sin permitir que se observara más allá de los labios. Este tabú los unía como comunidad, unificaba al pueblo, lo homogenizaba: todos hacían lo mismo. Lo anterior Plop lo conoció gracias a Goro, la mujer más anciana de la comunidad que, al verlo en el fango, decidió quedárselo.

En el principio, Plop estaba inconforme con su posición en la tribu, y tenía el deseo de mejorar su estatus y escalar en la jerarquía social, no con el objetivo de ayudar a su comunidad, sino por puro y neto egoísmo. Este anhelo de poder lo vuelve cada vez más individualista, quedándose solo e ignorando que necesitaba de los otros. El protagonista se centra en sí mismo, pero nunca siente satisfacción, antes bien, es ansioso por su futuro.

En síntesis, el autor en su obra muestra el contexto actual de una manera exagerada para que el lector se concientice. Plop simboliza a ese ser humano utilitarista que ve a su prójimo como un objeto o un medio para lograr sus objetivos, una herencia del consumismo.

Plop es también aquella persona ambiciosa que nunca se conforma y su sed de tener lo lleva a su autodestrucción, espejo de la sociedad actual que explota recursos naturales sin pensar en el futuro y sin entender que esto conlleva al deterioro del propio entorno. Su narrativa es deshumanizada, sobria en adjetivos y no hay cercanía con el lector, además, como el autor estudió las ciencias naturales, se evidencia su conocimiento de los instintos más primitivos del hombre.

La obra muestra un grupo humano en donde abundan las desigualdades, representadas en castas y divisiones de clases; por poner un caso, la clase baja era usada como mercancía o sacrificio. Manteniendo las proporciones, esta comunidad desigual es un reflejo de la sociedad humana en donde la división de clases y el acceso a servicios y oportunidades es desequilibrado y se basa en la posición social.

La homogeneización es una característica notable dentro de la novela, debido a que el tabú en torno a la boca mantiene a los integrantes de la comunidad unidos y los convierte como una especie de “iguales”. Sobre este punto podría verse la intención que tiene el autor de hacer un paralelo con los elementos que también son homogenizadores dentro de la sociedad humana actual: mitos fundacionales, idioma, educación, religión e historia fungen como “pegamento social” de las naciones y sociedades del mundo.

 

Bibliografía

Pinedo, R. (2002) Plop. Fondo Editorial Casa de las Américas y Ministerio de Cultura de Colombia.