Y es en este horizonte donde el anime se centra, en la insistencia, casi inconsciente, de encontrar un lugar de retorno, con anhelo de poder dejar los momentos, los recuerdos, los rostros eternos en los instantes de mayor felicidad.

 

wikimanga.net

wikimanga.net

Por: Gustavo Vargas

Apuntos de Argento Soma, de Kazuyoshi Katayama

 

Una duda eterna entre robots y alienígenas

Por: Gustavo Vargas

Apuntes de Argento Soma, de Kazuyoshi Katayama

 

Los mecha, aquellos robots gigantes controlados por pilotos humanos, son características comunes de la ciencia ficción en la animación japonesa. Basta con recordar animes como ‘Mazinger Z’ o ‘Evangelion’, que llegaron a ser tan populares en América Latina y crearon seguidores leales y coleccionistas fervorosos. También en las series de acción de la programación infantil en televisión viene al recuerdo de los jóvenes casi treintañeros, los niños de los noventa, los ‘Power Ranger’ y sus batallas en ciudades de maqueta donde grandes dinosaurios mecánicos se unían para formar una poderosa arma-robot que disparaba rayos y blandeaba una espada en contra de monstruos desesperados que siempre prometían venganza al ser vencidos. En el 2013 el cineasta mexicano Guillermo del Toro, gran admirador del mundo de ficción japonés, trae a los devastadores ‘Jaeger’, mechas titánicos, guardianes de la tierra ante los ataques de los ‘Kaijus’, monstruos colosales que emergen del Océano Pacífico y destruyen lo que encuentran sin medir sufrimiento, como lo haría el muy renombrado y, quizá, su inspiración del caos, ‘Godzilla’.

Del Toro recrea en la historia el ambiente recurrente de un anime mecha, subgénero, además, de la ciencia ficción donde se ven involucradas estas grandes máquinas, las inquietudes emocionales de sus pilotos y una amenaza instantánea a la tierra, casi siempre, gigante. Es el último recurso del hombre por defenderse pero no de sí mismo, de manera directa, sino de una invasión pensada desde un lugar desconocido y, por ello, amenazante.

En ‘Argento Soma’ (tomado del griego AΠHENTO ΣOMA: podría traducirse como El cuerpo plateado) anime producido por Bandai y realizado por Estudio Sunrise y Victor Entertaiment en  el año 2000, compuesto por 25 capítulos y una OVA (capítulo no transmitido por televisión) la tierra del año 2054 se encuentra bajo la invasión de alienígenas de gran tamaño que, como en ‘Pacific Rim’, llegan por temporadas y en grupos pequeños. Ellos, los enemigos, buscan dirigirse a un punto específico de Estados Unidos en el cual, según el grupo militar élite ‘FUNERAL’, encargado de la defensa y la aniquilación de los invasores, pasará un suceso sin precedentes que ocasionará una destrucción masiva y la victoria del contrario.

‘FUNERAL’, liderado por la comandante Lana Inés, tiene un equipo especial de pilotos bajo el mando de Michael Heartland en el cual se ocupa la más alta tecnología armamentística del momento, los ‘SARG’, una serie de mechas que pueden cambiar su forma de nave a robot en cuestión de segundos al igual que pasa en ‘Macross’ aquel recordado videojuego de la nostálgica ´´Consola Family Computer.

A este grupo llegan tres personajes: Harriet Bartholomew, una niña huérfana a causa de la guerra, cuidada por su abuelo en la lejanía de las montañas, Ryu Soma, un piloto excepcional que se unirá a las fuerzas de ´´FUNERAL y tendrá bajo su responsabilidad uno de los ´SARG´, y Frank o el XR-1, un alienígena hecho con partes de otros como él, revivido en un laboratorio y que tendrá importancia para ´FUNERAL´ en su defensa de la tierra.

‘Argento Soma’ está basada en la novela de Mary Shilley, ‘Frankenstein’, y perfila al ser incomprendido por su apariencia que causa terror al ser visto. Ryu, Harriet y Frank, el XR-1, tienen una relación de odio y esperanza. Los tres personajes cargan una singularidad: el golpe insospechado de la vida que lleva a la soledad y una esperanza única de volver a un mundo feliz, tranquilo, amado. Y es en este horizonte donde el anime se centra, en la insistencia, casi inconsciente, de encontrar un lugar de retorno, con anhelo de poder dejar los momentos, los recuerdos, los rostros eternos en los instantes de mayor felicidad.

Ryu, junto a Frank, son los personajes de la duda; no pueden reconocer la realidad de sus acciones, sean voluntarias o no. Es Harriet quien actúa como pilar para redimir, para encontrar un perdón propio. La pequeña es la lógica de la inocencia y buenas intenciones, característica básica en el anime.

Y aunque es necesario tener algunas batallas memorables en series mecha; el drama y la perspectiva política en ‘Argento Soma’ disminuye lo asombroso de los duelos entre aliens y robots. Los tonos de color algo tranquilos y los diálogos entre personajes aclaran, también, que el anime no centrará sus episodios en la violencia, pues el tema es una pregunta recurrente en nuestras vidas y los cursos básicos de filosofía en el colegio: ¿Quién soy?

Resulta llamativo el proponer una alianza de naciones en el mundo de ‘Argento Soma’ ante un ataque que involucra a la tierra por completo. Las nacionalidades de los personajes son variadas, no predomina una sobre otra, aunque sea Estados Unidos el escenario en el cual transcurre la historia. También se puede resaltar el prólogo y epílogo que cada capítulo tiene, donde una voz femenina entra con una intención poética al explicar los pasajes íntimos de la narrativa y concatena los títulos de los episodios con palabras claves que en un orden de emociones lleva, al fin, a cierta libertad.