“En medio del juego y la carismática relación que se consigue con los niños del barrio El Plumón en Pereira, se logra capturar sus retratos para posproducirlos como una serie Glitch Art.”

Por: Quinaya Qumir

1 3 5 6 7-2