La Tokiomanía es sin duda nuestra verdadera imagen, esa que significa colombianidad, y es ese negro arrecio y fuerte que si tiene que reír ríe, o que si tiene que llorar llora.

IMG_8228

Fotografía: Hugo Grajales 

Texto: Camila Cordoba Renteria / Juliana Castro / Jean Pool Valoyes / Yeiner Renteria*

Por muchos años existe en Pereira un asentamiento lleno de sabrosura, de ricura, de blancas y grandes sonrisas, de gente con el alma llena de fe y esperanza. Desde hace mucho tiempo Pereira tiene en su interior un pedazo inmenso de pacifico, de esa tierra jacarandosa y alegre, llena de costumbres y cantos, habitando aún con sus sueños intactos.

La comuna Villa Santana representa en el centro occidente del país el asentamiento afrocolombiano mas grande y representativo de la región cafetera, y desde hace 4 años realizamos el encuentro mas bello y significativo que nuestra etnia afrocolombiana pudiese darle a esta ciudad que nos acogió con sus brazos abiertos, la Tokiomanía es el estrecho abrazo entre mestizos, indígenas y afros que por unos días nos reunimos para compartir un buen plato de sancocho chocoano, o de un envuelto de maíz, así como mostrar y contar nuestras historias, nuestros mitos y recorrer por los caminos de la libertad el significado de cada peinado llevado con orgullo, así como el baile y el cununo.

La Tokiomanía es sin duda nuestra verdadera imagen, esa que significa colombianidad, y es ese negro arrecio y fuerte que si tiene que reír ríe, o que si tiene que llorar llora. Esta comuna y Pereira tiene cada año la posibilidad de conocer un pedazo de África y el pacifico en un barrio que todos los días deja la armas para tomar la cultura e izarla con el orgullo que esta merece, Tokio, Las Brisas, el Remanso y cada uno de sus barrios aledaños guarda en su vientre como lo diría Tite Curet Alonso, esas caras lindas de mi gente negra.

 

 

*Jóvenes Investigadores Sociales Taller de vida.