DANIEL SILVA ORREGO derLastimosamente el panorama actual es preocupante, el voto es negociado como una libra de papa en una plaza de mercado, esto para gloria de los politiqueros que están prestos a la venta de aquellos

Por: Daniel Silva Orrego*

Las fiestas decembrinas han culminado y los festejos son nuevamente remembranzas, todos regresamos a la cotidianidad: la escuela, el trabajo, la universidad o algunos el rebusque como es tan común en la capital risaraldense. Pero este nuevo año trae consigo un conjunto de eventos que no pueden ser pasados por alto, debido a que se aproximan elecciones al Congreso (rama legislativa) y Presidencia de la República (rama ejecutiva), un hecho nada despreciable, por la razón que se elegirán dos ramas del poder sumamente importantes. La primera encargada de elaborar las leyes y no solo esto sino ejercer el control político y la segunda en cabeza del Presidente (Jefe de Estado), quien lleva las riendas administrativas de Colombia. Las elecciones al Congreso se celebrarán el 09 de marzo y las presidenciales (conocida como primera vuelta cuando ninguno de los candidatos acapara la mitad más uno de los votos depositadas ese día) el 25 de mayo.

Las elecciones son de gran relevancia en un Estado, ya que por medio de ellas los ciudadanos (en nuestro caso mayores de 18 años) depositan su voto y es por medio de este que expresan su voluntad y libre albedrío, la importancia del sufragio es tal que ayuda al fortalecimiento de las democracias, el control al poder indómito y la limitación a gobiernos totalitarios que pueden darse incluso en países que tengan establecida la división de poderes como el nuestro. Lastimosamente el panorama actual es preocupante, el voto es negociado como una libra de papa en una plaza de mercado, esto para gloria de los politiqueros que están prestos a la venta de aquellos, por esta razón hemos tenido personajes que nunca han hecho parte de la vida política ni pública y se han lanzando al Senado o la Cámara de Representantes y resultan elegidos con un bueno número de votos acuestas, tal como sucedió  con el actual Senador por el partido conservador Samy Merheg con 46.941 electores y otro caso similar fue el de su cuñada Juliana Enciso que pasó de ser una estudiante de la Universidad Tecnológica a Diputada del Departamento de Risaralda e incluso Presidenta de la Asamblea. El entorno político local es desalentador con personajes funestos que poseen más que un “trabajo comunitario” (eufemismo de la palabra politiquería)  un prontuario delictivo.

Otro de los mecanismos utilizados para influenciar de manera burda sobre la voluntad de las personas son las fiestas o rifas que llevan a cabo candidatos o políticos que buscan reelegirse en sus curules en los distintos barrios y comunas de la ciudad, la conciencia de los ciudadanos éticamente no debe ser comprada con un plato de natilla o una copa de aguardiente. El departamento de Risaralda y Colombia requieren de personas excelsas y con la capacidad administrativa de llevar el estandarte de la democracia como lo es un Congreso, convertido actualmente en un Establo Parlamentario como lo calificada el ideólogo Francisco Mosquera. En realidad, la población nacional necesita de verdaderos representantes que lleven los menesteres de los colombianos al recinto del Senado y la Cámara de Representantes, en la medida en que esto ocurra nuestro país se irá impregnando de la verdadera democracia que hoy se encuentra en estado crítico en este territorio.

El país solicita de congresistas que le aporten insumos al debate público – nacional y no que sean peleles del Presidente de turno, los risaraldenses no podemos afirmar que existan parlamentarios locales que estén ejerciendo control político en el Congreso y que luchen por los derechos de los campesinos y de los más necesitados, la solución de las problemáticas sociales no está en la repartición del plato de lechona en campaña. Por todo lo anterior es el instante histórico que posee el pueblo colombiano para darle un nuevo direccionamiento a su Estado, el descontento social se ha dejado percibir por medio de las protestas que estuvieron en el  escenario en el 2013, tendremos un mejor país en la medida en que construyamos un mejor departamento. Qué orgullo sería observar los debates ilustrados y argumentativos de los congresistas risaraldenses, los coterráneos se preguntan: ¿dónde están las discusiones técnicas y académicas de Diego Patiño Amariles y Cesar Augusto Franco? O ¿las discusiones de Didier Burgos protegiendo la reforma a la salud contra los estudios de Germán Navas Talero? O, mejor aún, las elucubraciones intelectuales de Carlos Enrique Soto refutando las tesis de Jorge Enrique Robledo.

Finalmente  apunto que el voto en blanco no es el mecanismo óptimo para que los ciudadanos expresen su descontento respecto a las políticas que no han generado bienestar social en más de 20 años, por el contrario termina beneficiando a partidos políticos que poseen una gran maquinaria como lo es la Unidad Nacional, fortín del Presidente Juan Manuel Santos, para esto exhorto a echar un vistazo al siguiente video (ver).

Adenda 1: El Alcalde Enrique Vásquez completa su viaje al exterior número octavo desde su posesión.

Adenda 2: La valorización impuesta de manera arbitraria por el Concejo Municipal de Pereira tiene consternada a la ciudadanía, solo queda por decir que todo tiene su tiempo bajo el sol y el 2014 pasará la cuenta de cobro a todos aquellos que han realizado su ejercicio político de manera antidemocrática y sobrepasando los preceptos jurídicos.

Adenda 3: A partir del primero de enero empezó a regir la Ley 797 de 2003, por medio de la cual se aumenta la edad para pensionarse, quedando para las mujeres a los 57 años y a los hombres en los 62 años, comienza a notarse las consecuencias de los fatídicos 8 años de gobierno uribista.

* Secretario municipal del Polo Democrático Alternativo