alvaro ramirezPero me voy a referir específicamente al tema de la Paz de Santos que tiene hoy un 87% de rechazo de los colombianos, por ser impune, vacía, e impagable y a pesar de todo se la quieren trasplantar al país.

Por: Alvaro Ramírez González
Los registros lamentables y nunca igualados de opinión frente al gobierno de Juan Manuel Santos, obedecen a muchos factores que han confluido en un sentimiento de desprecio de los colombianos con su Presidente.
Su talante mentiroso y maquillador de la realidad  y el descarado y brutal derroche de dinero público, son el común denominador de este gobierno.
Pero me voy a referir específicamente al tema de la Paz de Santos que tiene hoy un 87% de rechazo de los colombianos, por ser impune, vacía, e impagable y a pesar de todo se la quieren trasplantar al país.
Lo que nadie entendió es el drástico viraje de Santos que no solo fue Mindefensa de Uribe, sino que consiguió su votación porque prometió continuar la Seguridad Democrática, que le devolvió la Paz y el Progreso a Colombia; llegó con esa farsa hasta el discurso de posesion y luego cambió todo el libreto.Un gran mentiroso, calculador y farsante.
Y hoy, seis años después, ¿dónde va su paz?
1. Las Farc,que estaban famélicas, se reinstalaron  se rearmaron y están ingresando armas por todas las fronteras. ¿Armas para La Paz?
2.El proceso, alargado y enredado en una dialéctica absurda de pedidos y exigencias de los terroristas que tiene indignada a la Nación .
3.El ELN, que la Seguridad Democrática dejó liquidado, es hoy el amo y señor del terrorismo. Regado por todo el país de nuevo; y Santos lo invita a otro Proceso de Paz.
4.El EPL, borrado ya del mapa, resucitó y delinque de nuevo en Arauca y Catatumbo.
5.Paracos. Con nombres distintos y estrategias diferentes,el país se llenó de grupos paramilitares, numerosos, fuertes, ricos y preparados a “recibir” a las FARC con una sangrienta fiesta y no dejarlos instalar en sus territorios.
El paro de los Úsuga le mostró a Santos y a su Ministro Villegas esa nueva fortaleza; trataron de minimizarlo y los arrasó la cruda realidad.
6.Las FFMM, aturdidas, anestesiadas, atemorizadas, confundidas; les han derribado helicópteros, les están asesinando sus hombres y se ven ya impotentes frente a esta nueva escalada terrorista cortesía de esa absurda política de paz de Juan Manuel Santos.
7.Resumen. Alvaro Uribe entregó un país sin Paracos y con las FARC apachurradas.
Santos con su Paz, y la suspensión de las fumigaciones, tiene hoy FARC, ELN, EPL y PARAMILITARES de mil colores regados por todo el país, cosechando más de 120 mil hectáreas de Coca y convirtiendo ese dinero en fortaleza militar.
Con Santos, Colombia volvió a ser el primer productor de coca del planeta.
Entonces, esa impopularidad del 78% no es gratis. Las explicaciones de Santos y Villegas, cada vez más enredadas inentendibles y distantes de la cruel realidad. Son parte del estilo mentiroso y maquillador de su presidente y de nuevo el motivo del 87% de rechazo a esa paz.
La fortaleza del Estado hoy no existe ni en lo politico ni en lo militar. Colombia empieza a vivir una nueva y sangrienta guerra con muchos ejércitos. Santos regó la miel y el País se llenó de moscas.
Y a Villegas no se le ocurre otra cosa distinta a “reglamentar las redes”. Eso es una censura a la libertad de información y de expresión de los colombianos. Tapar con curitas un cáncer, Ministro Villegas? No contábamos con su astucia!!

alragonz@yahoo.es