La ciudad que ocupa el pensamiento es siempre y ante todo una imagen, o mejor, un conjunto de imágenes, difusas y románticas, diagramadas y topográficas, posibilidades que son probables representaciones de la ciudad.

Por Martín Rodas*

15 años de la Tertulia literaria de la UAM

El martes 24 de abril se celebraron quince años de existencia de la Tertulia literaria de la Universidad Autónoma de Manizales con una asistencia nutrida. En el evento se realizaron lecturas de integrantes de la tertulia, en las cuales se resaltó la importancia de este espacio para la Universidad y la ciudad. El artista Fernando Cano dio el toque musical con la interpretación de canciones adaptadas de textos literarios.

La Tertulia promueve la lectura informativa y recreativa en beneficio de la formación integral del ser humano desde su espacio en la Biblioteca de la Universidad Autónoma de Manizales, con el apoyo de la vicerrectoría de Desarrollo Humano. El evento se realiza semanalmente y en él se dan cita estudiantes, profesores, empleados y la comunidad de Manizales, con el propósito de leer y dialogar en torno a temas relacionados con el libro, la lectura y la literatura.

La Tertulia es coordinada desde el año 2003 por el profesor y escritor Jairo Hernán Uribe Márquez y desarrolla sus actividades en la propia biblioteca mediante el uso permanente de las colecciones bibliográficas de la Universidad, en especial las colecciones Fernando Mejía Mejía, Gustavo Larrea Córdoba y Mario Calderón Rivera.

Se destaca la asistencia, con cierta regularidad, de un significativo y respetable grupo de docentes y jubilados, así como de personas que no están vinculadas a la Universidad, pero que valoran la existencia de un espacio de encuentro cultural, abierto y amable.

Al cumplir quince años de sesiones, casi ininterrumpidas, la Tertulia se ha consolidado no solo como propuesta de extensión de los servicios que presta la Biblioteca, sino como un programa cultural reconocido en la ciudad y el país.

 

Miradas de ciudad

Fotografía / Alejandro O. Bedoya.

En la Secretaría de Cultura de Caldas se lleva a cabo la exposición de fotografías de Alejandro O. Bedoya “Visión de ciudad: imaginario de ciudad como un pensamiento temporal” y que está basada en el libro Las ciudades invisibles, de Ítalo Calvino.

En ella se expresa un paradigma de tiempo, algo con un principio y un fin en el mismo momento, es un espacio donde nos podemos sumergir, dar vueltas, quizás perdernos, pero encontrando en cierto momento una salida como si fuera una puerta o una ventana, o tal vez varios caminos al azar; podría decirse que esta visión puede servir para una novela con un contexto clásico, pero no para un argumento como el encontrado en las ciudades invisibles, que debe leerse como se leen otro tipo de textos, poemas, ensayos, cuentos o relatos.

Es una introspectiva de visión de ciudad, de una Manizales, o tal vez no; pues nuestras ciudades salen de sus límites como ciudades, pero lo urbano no tiene límites. Salimos de las ciudades que son algo físico, pero no de lo urbano que es cultural, que nos alcanza y envuelve.

Los imaginarios son fruto de su tiempo, no hay que olvidar que cada época tiene su manera particular de interpretar la realidad, establecer criterios éticos y estéticos específicos y plantear sus propias propuestas para transformar el entorno.

La ciudad que ocupa el pensamiento es siempre y ante todo una imagen, o mejor, un conjunto de imágenes, difusas y románticas, diagramadas y topográficas, posibilidades que son probables representaciones de la ciudad. La ciudad no solo es un asentamiento de gran tamaño, un conglomerado de personas que se encuentran próximas, para satisfacer propósitos residenciales, productivos o recreativos; la ciudad también es símbolo, memoria, pasión, olvido, sombras, en fin, es un ser vivo y diverso.

* Poeta, anacronista y pintor; editor de “ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)”.