Se han formado varios comités encargados de diferentes tareas, todas encaminadas a atraer simpatizantes del mundo que luego serán los encargados de difundir y poner en práctica las enseñanzas de nuestros sabios ancestrales.

 

Por Martín Rodas*

Kumanday, capital del Territorio TiNbaya, septiembre de 2017.

 

Querido anacronista,

Si tienes esta carta en tus manos es porque nuestro amigo común El Chamán de Oficina te llamó para entregártela en el parque, alguno de los sábados en que tú acostumbras ir. Sé que él es algo excéntrico, pero no te preocupes, pues su actitud se debe a los protocolos que hemos establecido y que son necesarios para proteger nuestra identidad e integridad frente a los ataques del sistema.

Te comento que llevo varios días en el Territorio TiNbaya, recorriendo diferentes rutas de la gran red de liberación en que se ha constituido esta comarca, afortunadamente invisible e imprevisible. En Kumanday, su capital, se vive un fervor tal que causa estremecimientos y emociones sinniguales. Las personas sienten el momento como si fuera único y están comprometidas hasta el tuétano con el proyecto de salvaguardar y proteger lo que queda de nuestra madre naturaleza, devastada por los poderes ocultos y oscuros de los imperialismos ideológicos, económicos y culturales.

Dibujo en tinta china sobre papel reciclado y que supuestamente representa a uno de los conspiradores del proyecto “Toma de las estatuas”; se le llama El Duende. Este dibujo acompañaba la carta que se transcribe en esta columna y está firmado por un tal “TiN”.

Se han formado varios comités encargados de diferentes tareas, todas encaminadas a atraer simpatizantes del mundo que luego serán los encargados de difundir y poner en práctica las enseñanzas de nuestros sabios ancestrales. Esta misiva es para solicitarte el favor de que hagas parte de uno de ellos, el de Comunicaciones, en el cual tendrás la tarea de difundir estas cartas y otros mensajes que dan a conocer algunas estrategias que emprenderemos en campos y ciudades para concientizar a la gente sobre la urgente necesidad de salvar nuestra morada común.

Las acciones que vamos a emprender no son violentas y solo tendrán consecuencias en el imaginario ciudadano desde lo simbólico (seguimos las enseñanzas de maestros de la no violencia como Gandhi, Martin Luther King, Henry David Thoreau y otros que luego te iré nombrando). En este sentido, una primera campaña que realizaremos será la “Toma de las estatuas”, en donde colgaremos carteles con mensajes alusivos a la protección de nuestra querida Pacha Mama. Estos serán instalados en los monumentos de parques y calles que han sido erigidos para honrar a los “héroes” de la patria, a los cuales no consideramos tales y pensamos que sólo han servido para invisibilizar las verdaderas luchas populares en lo que hemos dado en llamar la estrategia “monumentalizadora” del sistema para desarticular el pensamiento crítico del común.

Es por esto que vamos a reconfigurar estos monumentos o artefactos del poder para darles una función para la cual no fueron levantados: crear conciencia en las mentes alienadas de la población. Esta jornada de “desmonumentalización” la llevaremos a cabo en una noche y está tan bien planificada que será imposible identificar a los encargados de materializarla. Esto sucederá en pocos días.

Por ahora, te pido el favor de difundir esta carta para que las personas estén pendientes de lo que va a suceder y cuáles son los fines que pretendemos, pues también mediante estas te estaremos dando a conocer otros planes con la certeza de que poco a poco ganaremos espacios en las conciencias del pueblo al desenmascarar las grandes mentiras que rigen los destinos de millones de personas en el mundo.

Recibe un gran abrazo por parte de los sabios ancestrales del Territorio TiNbaya y en general de los habitantes de esta región de esperanza.

Cipriano El Escribano

*  Poeta, anacronista, dibujante y pintor; editor de “ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)”.