Tal vez usted no visite ni necesite ninguna red de bibliotecas, pero en este desigual país hay personas que para leer prensa o un libro deben valerse de las bibliotecas públicas porque su estrecha economía no les permite comprar novelas de 39.900 pesos.

 

JUAN PABLO PLATAPor Juan Pablo Plata

Biblored, suponemos, es la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá. Pero no es una red al estar desconectada porque sus usuarios prestan un libro en una sede y deben devolverlo en esa misma sucursal. Si a alguien se le ofrece, por ejemplo, prestar un libro desde Usaquén, que está en la sede El Tintal, debe ir hasta allá para prestarlo porque Biblored carece de un mecanismo como el que tiene la red de Bibliotecas del Banco de la República o la red de Bibliotecas de Medellín en donde es posible pedir y devolver  materiales bibliográficos en otras sedes, en lo que es una verdadera red.

Tal vez usted no visite ni necesite ninguna red de bibliotecas, pero en este desigual país hay personas que para leer prensa o un libro deben valerse de las bibliotecas públicas porque su estrecha economía no les permite comprar novelas de 39.900 pesos. Eso sería un despilfarro para quien sobrevive con el salario mínimo.

 

Premios Literarios y la libertad civil en el Huila

Los premios literarios del Huila son espurios. Hace poco los organizadores de la bienal de novela dejaron sin parte del premio, el dinero prometido, a Jacobo Cardona y cuando cosas retorcidas como estas no ocurren, resulta que los ganadores de los concursos siempre son los mismos, como si el departamento del Huila tuviera escritores a sueldo escogidos para ganarse desde siempre y para siempre los premios literarios.

 

Libertades civiles y políticas

En el pueblo Garzón, Huila, Colombia, en que muchas calles y carreras no tienen andenes, donde mi abuelo tuvo un accidente, construyeron un inmenso andén frente a una iglesia católica amarilla. Una paradoja perversa. En el mismo pueblo donde tienen el atrevimiento de perseguir a un profesor (Miguel Lorenzo Trujillo) que prefiere inculcar la duda en vez de borrosas y supuestas certezas; el darwinismo frente al creacionismo. Me perdonan el oxímoron de las certezas de la línea anterior, pero me acojo para asuntos de creencias a la sentencia de Christopher Hitchens: aquello que puede ser afirmado sin evidencia puede ser rechazado sin evidencia.

Es por esto mismo que sugiero que la iglesia católica se abstenga de involucrarse en los diálogos de paz de Colombia de cualquier manera. Porque la iglesia católica fomenta su propio andén en contra de las libertades civiles y la seguridad de todos y de un indefenso profesor en un pueblo del final del mundo. Colombia es hoy un país donde los LGBTI se pueden casar. La eutanasia es permitida- Colombia es un Estado laico y libertario, con claras intenciones de dar un rumbo nuevo en su lucha contra las drogas. Ya no son horas permitir que nuestras libertades civiles se transgredan.

 

Héroes

La tala de árboles evitada por ciudadanos en cualquier parte del mundo: heroísmo. El fatalismo es de aquellos que no protegen sino su propia vida y sus intereses.