Ganaron Riopaila-Castilla y el Vichada

alvaro ramirezPero por sobre todo, se salvó la seguridad jurídica de Colombia que por las veleidades enfermizas de unos mamertos y la falta de pantalones de un Presidente como Santos, se vio seriamente comprometida. La propiedad privada es un derecho respetado en todo el mundo.
Por: Álvaro Ramírez González 
El Tribunal Superior de Cali en sentencia definitiva que no admite apelación negó las pretensiones del Incoder y confirmó el derecho de propiedad de los predios que Riopaila Castilla adquirió de manera lícita en los Municipios de Santa Rosalía y la Primavera en el Vichada para acometer en esas tierras un gigantesco proyecto agrícola que generará empleo, desarrollo y riqueza para ese territorio hoy abandonado y sumido en la pobreza y el atraso.
El Senador Robledo armó hace 2 o 3 años, un escándalo y con argumentos traídos de los cabellos dejo a Riopaila-Castilla como un usurpador tramposo para conseguir tierras baratas; y le dio circo al país.
El Gobernador del Vichada protestó ante el inminente retiro de Cargil, Santodomingo, Riopaila-Castilla, Bio-Energy y muchas otras Empresas que le apostaron al Vichada pero no a un absurdo y dañino escándalo. Santos, que es un baboso, se hizo el bobo y dejó que ese escándalo hiciera sus estragos económicos. El como nadie sabía de los nobles propósitos de estas empresas, pero decidió hacerse el pendejo para no enfrentar a Robledo, a Claudia López y a esos mamertos para quienes los empresarios somos ladrones; esa es la esencia de esa izquierda trasnochada, que está destruyendo a América Latina y en buena hora, por sus fracasos económicos y sociales, está siendo derrotada en todas partes. Ya perdió en Argentina y Venezuela y hacen fila para salir, Ecuador, Bolivia y Brasil.
Conozco buena parte del Vichada. Es un territorio inmenso, que solo tiene cuatro municipios y que está sumido en el abandono, el atraso y la pobreza. La tierra sin el capital para desarrollarla y volverla productiva es solo paisaje.
Bienvenida esa decisión del Tribunal Superior de Cali. Se salvaron la inversión y el proyecto de Riopaila-Castilla. Se salvó el Departamento del Vichada que iba a perder unos actores económicos tan grandes, su única opción de activar su progreso. Pero por sobre todo, se salvó la seguridad jurídica de Colombia que por las veleidades enfermizas de unos mamertos y la falta de pantalones de un Presidente como Santos, se vio seriamente comprometida. La propiedad privada es un derecho respetado en todo el mundo. En buena hora, el río regreso a su cauce. Ese fallo es lo mejor que le ha pasado al Vichada y a Colombia.