Nueva ilusión en el Pereira

El equipo representativo de la ciudad iniciará hoy, a las 7:45 p.m., la recta final para llegar a primera división. Este año todo se le dio al equipo y las esperanzas están más vivas que nunca para los hinchas Matecañas.  

 

carlos marinPor: Carlos A. Marín

El onceno de los amores, traiciones y descontentos recibe en el estadio Hernán Ramírez Villegas a su similar de Leones F.C., primer cotejo para los locales, correspondiente al grupo A de los cuadrangulares de la categoría. Esto con el respiro que supone haber sido líder indiscutible durante la mayor parte del torneo, lo cual supone una responsabilidad inmensa.

Durante el año mucho se ha hablado del elenco que dirige el argentino Néstor Craviotto. Los periodistas radiales son los que más han apuntado al equipo sin la necesidad de generar triunfalismos, pues con este Deportivo Pereira nada está ganado; sin embargo, pese a la crítica, la cual se ha hecho a través de estos artículos, los mismos seguidores, aficionados y pereiranos le apuestan al regreso a la máxima categoría del fútbol profesional colombiano, haciendo borrón y cuenta nueva de lo que ocurrió en años anteriores.

La sensación de positivismo que se vive allá en el eje cafetero se siente a lo lejos, pero como ya lo he expresado antes, amanecerá y veremos. No quiero por tanto pecar de oveja negra, pues guardo mis reparos ante las instancias finales a las que se ha enfrentado el cuadro de la Perla del Otún, por más que las buenas vibras ronden las tribunas.

Hace un par de meses aludí a que el equipo tiene un pie en primera, y lo sigo afirmando, comentario que respaldan los números alcanzados en la fase regular. Ratifico también la posición de que si este año no se logra la máxima categoría, Jhon Ómar Candamil y Duván Vásquez deben salir de la institución por la vía jurídica, como una manera de presionar su gestión.

Fuentes cercanas al equipo expresan que las cosas se están haciendo bien puertas adentro, que existen las voluntades profesionales tanto de los futbolistas como de los colaboradores para alcanzar el sueño de cientos de aficionados que le han entregado nuevamente la confianza al rojiamarillo.

La propuesta de los administradores encargados era sacar un plantel consolidado a dos años; con Hernán Lisi no se logró, pero le restó un año, éste, para poder lograr el cometido.

El aporte de la empresa privada se ha evidenciado. El trabajo responsable de Juliana Santa en el área de Mercadeo, y de Marcela Villegas en comercial, ha sido fundamental para la institución; esto más que hablar de su respeto hacia la camiseta, representa que hay quienes realmente están comprometidos con la causa.

Aunque cueste aceptarlo, al equipo están volviendo los que alguna vez creyeron en él, esto como consecuencia de los resultados que se han ofrecido para que Corpereira nuevamente aparezca entre las sombras del fútbol profesional del país. Marcas como Casa López, Indubolsas, Súper Inter, las mismas que creyeron en algún momento, retornan con ilusiones. De hecho, Indubolsas se ha comprometido para hacer un importante aporte económico, para conseguir el bus del plantel de cara a la primera división.

Finalmente, el panorama apunta que si el equipo no logra la máxima categoría provocaría un escándalo sin precedentes en la ciudad, también en Colombia, dados los comentarios positivos de parte de los comunicadores especializados en fútbol en Colombia, quienes dan por ascendido al equipo.

No puedo terminar este artículo sin aplaudir la labor que están desarrollando los aficionados a través de las redes sociales. Cada día se unen más fanáticos a estas nuevas propuestas, lo que produce sin duda un ambiente ameno y donde todos pueden estar cerca de los jugadores, directivas y el entorno futbolístico.