VICTOR ZULUAGADentro de todo el proceso de compras y ventas de tierras que hubo por parte del doctor Guillermo Pereira Gamba, de las que fueron las propiedades de su padre, las tierras de los indígenas desaparecieron como por encanto.

Por: Víctor Zuluaga Gómez

Este año se cumplen los ciento cincuenta años de la fundación de la aldea que en primera instancia fue llamada Villa de Robledo y posteriormente Pereira. Pero en ese mismo año de la fundación de la ciudad, es decir en 1863, nació uno de los compositores más importantes del siglo XIX, como fue Pedro Morales Pino.

Hasta aquí hay una clara relación entre estos dos aspectos, pero  muy poco conocida es su relación con Pindaná de los Cerrillos. Estos terrenos que fueron habitados desde tiempos precolombinos por un grupo indígena, hicieron parte de un resguardo, es decir, de una entidad territorial que tenía por parte de los últimos indígenas Quimbayas, su dirección en la medida que tenían sus propias autoridades.

La Corona española había entregado una “legua cuadrada”, es decir, aproximadamente 23 kilómetros cuadrados a la comunidad indígena, en el área de Cerritos y el Oriente, llamadas Montañas del Quindío. Pues bien, el resguardo fue abolido en 1874 y sus tierras pasaron al municipio de Cartago con el fin de entregarlo a la Instrucción Pública. Bien, dentro de todo el proceso de compras y ventas de tierras que hubo por parte del doctor Guillermo Pereira Gamba, de las que fueron las propiedades de su padre, las tierras de los indígenas desaparecieron como por encanto y ello motivó que un grupo de ciudadanos de Cartago firmaran una carta, solicitando una investigación. Uno de los firmantes fue Pedro Morales Pino.

“Señor Presidente del concejo:
Los suscritos mayores de edad naturales y vecinos de esta ciudad, ante usted respetuosamente exponemos: que como hijos interesados en el bienestar de nuestra amada patria, solicitamos de la corporación que usted dignamente preside exite al señor Personero Municipal  a fin de que este a su vez lo haga con el apoderado del Distrito en el juicio de deslinde y amojonamiento del terreno de “Pindaná de los Cerrillos”, instaurado ante el Juez 1º de este Circuito, para que continúe su curso dicho juicio, toda vez que ya hoy ha entrado el territorio del corregimiento de la Paz por la creación de la Provincia de Robledo, en otra jurisdicción distinta a la que antes pertenecía.

Grandes beneficios si los cabildos, durante la dominación liberal y los Concejos municipales durante la dominación conservadora, se hubiesen penetrado de la necesidad de hacer venta efectiva de ese terreno en favor de la educación de la juventud que es el verdadero fundamento del porvenir de los pueblos…

Firman, Miguel Aguado, Pedro Cerezo, Miguel Pedrosa Pino, Heliodoro Peña, Manuel Millán, Florentino Cerezo, Vicente López, Ezequiel Morales, Pedro Morales Pino, Carlos Castillo, Néstor Riomalo, Alejandro Franco, Quintiliano Bueno, Santos Cruz, Daniel Durán, Marco A. Perea, Adán Luján
9 de diciembre de 1903”(Concejo Municipal de Cartago, caja 10, folio 512, 1903)

Los terrenos, a pesar del interés que había por parte del Concejo de Cartago y de muchos ciudadanos, simplemente desaparecieron. Sin comentarios.