Esta no es la política real. Uno no gobierna o no puede haber instituciones políticas que estén conformadas por los amigos y los que piensan como uno, eso ni en un club.
ANDRES CALLE (MAMBRE)Por: Andrés Calle Noreña
Hay ciertos senadores que salen a pedir la cabeza del presidente, a tumbar al gobierno, pueden ser útiles en la oposición y en mantener la conciencia despierta. Pero, en realidad, habría que preguntarles si saben gobernar, si están pensando que solo cuando ellos estén en el poder, con su círculo, todo será perfecto y puro. 
Parte del Polo quiere escupir y echar a Clara. Ya aceptó el ministerio, y por esto le caen todos los vicios del gobierno, es una cómplice asquerosa, una traidora. Entonces, ¿será que en este gobierno no ha habido un ministro bueno? ¿Pueden decir que una persona como Yesid Reyes es un enmermelado? 
Que ayuden a hacer control político, pero esas generalizaciones no sirven. Que nos diga qué hay que hacer, quien haya demostrado que ha gobernado y que tiene esa experiencia, como Navarro. Pero, ya conocemos lo que ha pasado con buenos senadores, como Petro, que tuvieron grandes tropiezos como gobernantes, por decir lo menos. Robledo quiere ser presidente, y ¿será que tiene opción? El Polo, por lo menos en una década, si es que existen para eso, no tendrá una alcaldía de Bogotá y presidencia está más lejos. Pero que se baje de la nube y no nos diga que solo cuando los del MOIR estén en el gobierno todo será impecable. También Claudia López es una buena senadora, pero ¿los Verdes han demostrado ser buenos gobernantes? Ella quiere que Fajardo sea presidente, esperemos a verlo y preguntemos por sus ejecuciones en Antioquia. 
Pero esos purismos y esa gritería no es lo que necesitamos.
Esta no es la política real. Uno no gobierna o no puede haber instituciones políticas que estén conformadas por los amigos y los que piensan como uno, eso ni en un club. El reto de la democracia es afrontar los conflictos y entenderse con los adversarios. En un país como Colombia los que no entienden esto o no conocen la complejidad o son ilusos, o son tan tercos y tan dogmáticos que no pueden reconocer a los otros.
Pongamos atención, tiene buena prensa y es muy emocionante hacer oposición, criticar todo, pero en realidad lo que podemos conseguir es la desinstitucionalización y el desgobierno.