Lo afirmó en su momento la exministra de Transporte Cecilia Álvarez: “No hay un sitio en el que yo no tenga problema con los Solarte”. Y es que su forma de operar deja ciertas estelas de duda.

 

Por Adriana González

Esta semana, varios medios de comunicación abrieron micrófonos al gerente del Aeropuerto Matecaña, el ingeniero Mauro Correa. Una de las constantes fue cacarear los beneficios que tendrá el municipio de Pereira con la APP suscrita con la firma CSS Construcciones S.A.

La APP está ya asignada, por lo que ahora mismo resultaría un ladrido a la luna dedicar esta columna a demostrar sus falencias. Ya lo hizo en su momento el analista Aurelio Suárez[1], quien demostró su alta inconveniencia. Pese a esto, el Alcalde siguió adelante con la Asociación Público Privada.  

Por lo tanto, me detendré sólo en analizar el socio “estratégico” por el que se decidió el Alcalde Gallo para dicha privatización, aunque ahora le llamen APP.

CSS Construcciones S.A. es una de las firmas que pertenece al “Emporio Solarte”. Una familia nariñense dedicada a la construcción de infraestructura, que comenzó su carrera empresarial en la década de los 80, tal y como lo narra su más visible cabeza, Carlos Alberto Solarte, a la Revista Dinero en 2012.

Entre sus firmas están: Organización Solarte y Cía. SCA,  CSS Constructores S.A., CASS Constructores y Cia SCA, Constructora LHS S.A., Solarte Nacional de Construcciones Sonacol S.A., todas compuestas por hermanos y sus posteriores generaciones.

Comencé a seguir la pista de las empresas Solarte, y encontré varios datos inquietantes.

Veamos algunas pildoritas. El grupo Solarte tiene el 12.3% del total de las concesiones viales y aeroportuarias del país, según la Superintendencia de Transporte, lo que le llevó en 2012 a investigarlo y remitir los expedientes a la Contraloría General de la República y a la DIAN, con el fin de que estas entidades hicieran sus respectivas investigaciones.

Al mismo tiempo que posee el 12.3% de la contratación en infraestructura, es uno de los grupos que aportan los mayores problemas al momento de desarrollar la contratación.

Así lo afirmó en su momento la exministra de Transporte Cecilia Álvarez: “No hay un sitio en el que yo no tenga problema con los Solarte”[2]. Y es que su forma de operar deja ciertas estelas de duda.

Según el portal “La Silla Vacía”, al parecer, la forma de ganar la contratación frente a sus competidores es clara: presentan las propuestas con precios más bajos para el Estado, pero una vez adjudicada la obra, logran la renegociación de las condiciones pactadas y con ello incrementan el costo.

Pero la situación es aún más grave si se observa el incumplimiento en la ejecución de sus contratos y los actos de corrupción alrededor de obras contratadas a su favor; que va siendo una constante en lo investigado hasta el momento.

Obras como el túnel Tunjuelo-Canoas, la famosa Ruta del Sol II y Navelena con Odebrecht, Ruta del Sol I (Buenaventura), la vía Tolú Viejo-San Onofre-Cruz del Viso, la malla vial del Cauca y el último escándalo con su socio español Typsa en las adecuaciones de las instalaciones deportivas para los Juegos Nacionales en Ibagué, dejan grandes dudas en torno al nuevo socio estratégico del Municipio.

Ha sido tan escandaloso que el diario El Espectador, en su edición del 26 de febrero de 2017, en un informe de Edwin Bohórquez Aya, recuerda que el propio Germán Vargas Lleras afirmó: “Surgen enormes dudas de que todas las firmas que participaron en esta licitación (tercer carril Bogotá-Girardot) incurrieron en prácticas colusorias agrupadas en dos bandos.”

Es claro que uno de esos bandos se instaló en Pereira, invitado por el Alcalde, y vino para quedarse. En el desarrollo de las obras del Matecaña esperemos qué ‘comienza’ a brotar de su prontuario. Pero queda claro que el alcalde Gallo ya estaba advertido de que haría negocios con Alí Babá o uno de sus 40 ladrones.

@adrigonco

[1] http://www.eldiario.com.co/seccion/ECON%C3%93MICA/la-peor-concesi-n-aeroportuaria-del-pa-s-su-rez1703.html)

[2] Tomado de La Silla Vacía. 13 de julio de 2016