DANIEL SILVA ORREGO derEs increíble, todos los días la Administración Municipal comete una improvisación, un acto poco transparente, una persecución, y cuantas más cosas que los ciudadanos de a pie no nos enteramos.

Por: Daniel Silva Orrego

La semana pasada inició la recolección de firmas para la revocatoria de mandato del Alcalde Enrique Vásquez Zuleta, la iniciativa ha generado un gran apoyo dentro de los habitantes de la Perla del Otún, a diario en las calles los pereiranos y pereiranas expresan su inconformidad con una Administración que en dos años y seis meses no ha generado progreso para la ciudad y por el contrario ha estado rodeada de constantes escándalos como la persecución al interior de la Alcaldía a funcionarios que no son del Partido de la U y los empleados con diplomas falsos, o el nepotismo que ha sido uno de las características principales.

En la última semana sucedieron tres hechos en el Municipio que no pueden pasar desapercibidos:

  1. El Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda rechazó por improcedente una Acción de Cumplimiento interpuesta por el Alcalde  Enrique Vásquez contra el Municipio de Dosquebradas por el asunto del Lote que le pertenecía a los pereiranos y fue rematado porque se debían varios años de impuesto predial. En conclusión: se perdió el Lote La Camelia (avaluado en 7.500 millones de pesos). Ya se ha interpuesto una tutela y la Acción de Cumplimiento y todo sigue sin arreglarse. ¿Negligencia del Alcalde de Pereira? (Ver)
  2.  El día viernes en sesión llevada a cabo a las 6:00 a.m en el Concejo de Pereira, la Gerente del Aeropuerto, Yolanda Cerón, anunciaba que el Matecaña iba a terminar sus obras por medio de una alianza Público-Privada (concesión) (Ver), en pocas palabras nuestro Aeródromo comienza a privatizarse poco a poco, no es de olvidar las consecuencias de las privatizaciones, por ejemplo para los estratos 4, 5 y 6 empezarán a cortar el servicio de energía al primer mes, si no se cancela en el término de 5 días. Es oportuno anotar que el Aeropuerto Matecaña es el único a nivel nacional que le pertenece a un municipio, los demás ya están privatizados o en concesión. Una obra que hicieron los pereiranos a punta de pico y pala en la década de los 40.
  3. El mismo viernes en la tarde nos enterábamos que el Contrato de Concesión 01 de 1999 suscrito entre el Municipio de Pereira y Enelar (empresa donde tiene invertido dinero Alberto Ríos Velilla) fue declarado nulo por el Consejo de Estado (Ver). Dicho contrato le entregó el recaudo del impuesto de Alumbrado Público a un privado, el cual abusó durante años con tarifas altísimas a los pereiranos.

Estos tres hechos hacen que se sumen a las 22 causales más de revocatoria de mandato del Alcalde Enrique Vásquez Zuleta. Es increíble, todos los días la Administración Municipal comete una improvisación, un acto poco transparente, una persecución, y cuantas más cosas que los ciudadanos de a pie no nos enteramos.

La semana pasada escuchaba al Alcalde Vásquez hablando por un medio de comunicación, donde se le consultaba acerca del corte del servicio de energía al primer mes, el burgomaestre respondía que iba a intervenir ante la empresa para esclarecer el asunto, pero a renglón seguido agregaba que el inconveniente principal era que se había vuelto cultura de los pereiranos cancelar la factura al segundo mes. Esa respuesta dejó consternados a unas personas que estaban en ese lugar, la realidad señor Alcalde no es que se haya vuelto cultura, sino que los ciudadanos no tienen capacidad de pago, debido a su laxitud  para generar empleo de calidad, la ciudad no solo requiere call centers, le recuerdo que la tasa de desempleo municipal se encuentra en el 15,4% y la nacional en 9%. ¿Acaso usted no observa la gran informalidad presente en las carreras 7 y 8 y en la peatonal de la calle 18? Pienso que no, porque nunca camina esos lugares desde su campaña y en la actualidad pasa en camionetas con vidrios polarizados.

El señor Alcalde olvida que como Concejal en los años 90, precisamente en el año de 1996, fue partícipe del Acuerdo N°30 por medio del cual se llevó a cabo la escisión de las Empresas Públicas de Pereira, donde se crearon cinco, que después fueron saqueadas para finalmente llegar a la etapa de privatización, ellas son: la Telefónica (privatizada 100%), Aseo (se encuentra en una concesión por 30 años), Acueducto y Alcantarillado (próxima a privatizarse), Energía (49% en poder de Alberto Ríos Velilla, primo de uno de los Nule) y Multiservicios (que finalizó quebrada). Y de igual manera no puede olvidar el señor Alcalde que ese día donde se empezó a feriar los servicios públicos de los pereiranos (mayo de 1996), él junto a otros concejales de la época, como Juan Carlos Valencia Montoya (actual Director del Área Metropolitana) fueron sacados en carros para que el Sindicato de las Empresas Públicas y los ciudadanos no los lincharan.

Señor Alcalde, hace poco nos llamó a los jóvenes que promovemos su revocatoria de mandato: “desinformados”. Le comento que antes de conformar el Comité, estudiamos su exiguo Programa de Gobierno (23 páginas), el cual no ha sido cumplido en su mayoría, o respóndale a la ciudadanía las siguientes preguntas: ¿Se ha reducido la tasa de desempleo a un solo dígito? ¿Se crearon los Jardines Sociales Comunitarios? ¿Cuántas becas está otorgando el Municipio anualmente a los bachilleres? ¿Cómo van los programas de estilos saludables, atención materno-infantil y salud ambiental?  ¿Cuántas cámaras de seguridad se han instalado en Pereira? ¿Cuántas canchas sintéticas se han construido? ¿Qué es y cuándo se va a hacer la Empresa Mixta de Turismo? ¿Qué pasó con la Agencia Mixta para la Promoción y Desarrollo de Inversiones, el Banco de Proyectos por Sectores económicos, el Fondo Capital de Riesgo y el Centro de Pensamiento del Desarrollo Económico? ¿Qué es y qué sucedió con el Bulevar de la Circunvalar? ¿Cuántas bibliotecas se han construido? ¿Dónde están los 3 centros de Desarrollo de Tecnología e Innovación? ¿Cuántos niños de los jardines infantiles se han fomentado en bilingüismo en 2012 y 2013? ¿Qué proyectos priorizados en los escenarios de Prospectiva 2032, se han gestionado? ¿Qué sucedió con la Integración del Sistema de Transporte Público? ¿Qué pasó con el Plan de Ordenamiento Territorial (POT)? ¿Por qué va a empezar a cobrar tarifas por el ingreso a los escenarios deportivos, si se comprometió a fomentar el deporte? Todos los anteriores interrogantes se los planteo de acuerdo a lo que está consignado en su Programa de Gobierno, el cual contradictoriamente se llama “Prosperidad con empleo y seguridad” , tres elementos que no posee la Querendona, Trasnochadora y Morena actualmente.

Señor Alcalde, el nombre de su Programa de Gobierno debería ser “Desarrollo con impuestos y complementarios”, por la razón de que una de las mayores gestiones suyas, es el alza en el Predial, la aprobación de una valorización, el cobro de ingreso a los escenarios deportivos y demás que están por llegar junto a su séquito de concejales.

Finalmente, señor Alcalde, para que sepa que nosotros los jóvenes que promovemos su revocatoria no estamos desinformados, por el contrario tenemos claro su actuar presente y por supuesto el pasado, sería bueno que recordara los almuerzos del Restaurante Brazilia, sacados con unos vales que nunca fueron cancelados al dueño del establecimiento, una suma cercana a los $8.000.000 de pesos cuando usted era concejal en los años 90, sino lo recuerda, Juan Carlos Valencia puede recordarle el hecho. Así mismo, señor Alcalde, le dejamos por sentado a usted y a los pereiranos que no estamos interesados en protagonismo político, puede estar tranquilo que el próximo año ninguno de los miembros del Comité van a participar en contiendas electorales, nuestro interés es expulsar la politiquería local y dignificar la Administración Pública.

Adenda: ¿Por qué la señora Mónica Vanegas se hace presente en reuniones relacionadas con las obras del Aeropuerto Matecaña? Acaso ella no está inhabilitada de por vida por una condena penal, después de haber pasado por entidades como Megabús y el Área Metropolitana.

*Promotor revocatoria de mandato.