Las obras que el maestro Pulgarín exhibe hacen referencia a lugares y experiencias del hombre. Los paisajes permiten al espectador sentir los lugares que observa, no hay distancia, ésta, es suprimida; no se observan las pinturas, se habitan.

 

christian-camilo-galeano-benjumea-colPor: Christian Camilo Galeano Benjumea

El arte tiene la facultad de mantener vivos todos los problemas de la humanidad. Allí radica su potencia, en recrear a través de todas sus manifestaciones, los eternos dilemas del hombre: el tedio, la muerte, el amor, su lugar en el mundo…y es precisamente esta experiencia la que se recrea al  presenciar las obras del Maestro Germán Alfonso Pulgarín; abrir ante la conciencia un sin número de preguntas.

Las obras que el maestro Pulgarín exhibe hacen referencia a lugares y experiencias del hombre. Los paisajes permiten al espectador sentir los lugares que observa, no hay distancia, ésta, es suprimida; no se observan las pinturas se habitan. No importa si son las estaciones de algún paraje norteamericano o el camino que conduce al Alto del Toro, las obras encauzan al espectador a través de sus formas y caminos, a preguntas por los lugares que ha recorrido: ¿qué ha pasado con los antiguos caminos?, ¿Quién recorre estos senderos?, ¿Qué nuevos caminos y rutas se abrirán ante mis ojos? Sólo preguntas.

1

En medio de todos los parajes se observa la pintura de una mujer que padece el sinsabor de la vida, la obra lleva por título: Triste realidad. El abatimiento que expresa la mirada de la mujer es tal, que interroga al espectador, pone en tela de juicio todas las creencias y victorias que ha tenido; la vida adquiere un matiz diferente al cotidiano, a saber, se fragmenta y devela el sin fin de absurdos que la componen y qué sólo en la tristeza se puede llegar a advertir. ¿En dónde está la grandeza de nuestros triunfos?, ¿dónde se halla un principio o idea que pueda dar consuelo a esta realidad?, ¿es posible encontrar un espacio de comprensión?, ¿qué tan grande es la soledad en medio de las muchedumbres?… Sólo quedan preguntas ante la imponencia de estas obras.

2Punto y coma: Hablando con el Maestro Germán Pulgarín, reconoce lo triste que es observar el gran talento que hay en la región, donde diferentes artistas con los más diversos estilos realizan trabajos admirables, pero éstos son poco reconocidos. Más aún, se lleva por estos días la versión del Salón Nacional de Artistas (Aún) y los ojos de los organizadores se posaron, casi en su totalidad, artistas de otros lugares, haciendo a un lado la oportunidad de mostrar a Pereira y al mundo, las obras de maestros locales.

@christian1090