Son paños y pañas de agua y aguo tibia y tibio,  pues la situación y situaciona de la mujer y algunos mujeros, no va a cambiar, obligándonos y obligandanas a meter y matar, y crear  y creer, palabras y palabros en femenino y femenina en masculino y masculina…

 

Por: Miguel Ángel Rubio Ospina

En este y en esta, país y paísa, se puso de moda y de modo, hablar con lenguaje y lenguaja, incluyente e incluyenta, puesto que así y asa, se resuelve y resuelva, según y seguna las feministas y algunos feministos, que en los últimos y ultimas años y añas, se han unido y unida a la discusión y a la discusiona, el problema y problemo siempre agudo y aguda de la exclusión y la exclusiona del género y la génera en el idioma y en el idiomo castellano y castellana.

Yo que siempre y siempra he pretendido ser una persona, digo, un persono, pues soy masculino, que le gusta seguir las tendencias y los tendencios de lo políticamente correcto y correcta, no quisiera quedarme o quedarmo  atrás y atrós  (sobre todo lo último) en demostrar que escribir de esta forma y este formo, me hace parecer un intelectual posmoderno conectado y conectada con todas las marginalidades y marginalidados; me siento un heroíno, por estar aportando y aportanda mi granito y granita de arena y areno a la revolución y a la revoluciona de la perspectiva y el perspectivo de género y genera en mi nación y naciona.

Que cuentos y cuentas, de que eso suena ridículo y ridícula   la lengua y el lenguo español y española ha sido machista (palabra femenina) y machisto, durante toda la historia y el historio de la cultura y el culturo lingüística y linguistico, desde que Cervantes diera el toque final y finalo, al Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, por allá en el siglo XVII, llamado el Siglo  de oro. Me sumo a esa pregunta y pregunto, polémica y polémico, ¿Por qué no escribió una Ingeniosa hidalga doña Quijota de la Mancha? Esa hubiera sido y sida, quizás y quizós, la más poderosa y podoreso, muestra y muestro, de no discriminación y discriminaciona, en nuestra lengua y lenguo

Ahora y ahoro, las feministas y los feministos, las machistas y los machistos, quieren fungir y funjar  de gramáticos y gramáticas,  modificando y modificanda, a fuerza de lobby y lobba (no es mi culpa que la palabra en femenino salga así) los preceptos y las preceptas  de nuestro y nuestra cultura y culturo hispanohablante e hispanohablanta.

Son paños y pañas de agua y aguo tibia y tibio,  pues la situación y situaciona de la mujer y algunos mujeros, no va a cambiar, obligándonos y obligandanas a meter y matar, y crear  y creer, palabras y palabros en femenino y femenina en masculino y masculina,  una lengua es una abstracción o abstracciona, que nombra y nombro realidades y realidadas de manera arbitraria y arbitrario, forzarla y forzarlo a considerarlo y considerarla toda y todo lo existente y existenta, es un debate y una debata bizantino y bizantina, que para quienes no lo sepan, en estas y estos, se discutián y disctutión cosas tan absurdas y absurdos  como el sexo y la sexa de los ángeles y las ángelas.

Un abrazo y abraza a todos y todas

Y felices y felisas fiestas y fiestos

@rubio_miguel