No hay nada más irracional que la imaginación creadora

 

“Creo que Shakespeare no fue un Hombre, sino un nombre”.

Por: Diego Firmiano

1. Hay que pensar fuera de la ciudad.

2. Tener estilo es no responder el “no” simplemente, también explicar el porqué del no.

3. El hombre renuncia a su esencia para luchar con su existencia.

4. Las emociones son imágenes (¿Por qué la gente comete los mismos errores? Porque ante determinada circunstancia –por un hecho que se desconoce- como con un código binario, el espíritu o alma, lee paso a paso las instrucciones de la imagen).

5. Las actitudes son notas musicales del alma, de ahí que una combinación de notas en el compás preciso, produzca una bella armonía. Hacer música sin una regla es solo pretensión, ruido, aire.

6. Nuestras actitudes son supersticiones.

7. Hay actitudes, impresiones que no las aprendimos, sino que nacimos con ellas como heredadas. ¿Cuál es su fin y utilidad?

8. Los que hacen preguntas ya tienen en sí la misma respuesta elaborada (o ya tienen una actitud hecha para la respuesta). Ejemplo: ¿Quién es Dios? Dios es todo. No, Dios vive en el cielo.

9. El alma del hombre son sus circunstancias, no sus sentimientos. (Nadie puede explicarle a otro con exactitud cómo se siente su alma, a menos que este viva una experiencia similar). Wittgenstein dice: “la praxis da su sentido a las palabras”

10. Freud es psicólogo en la medida en que inventa palabras que solo él entiende y enseña (Freud ha hecho un mal servicio con sus seudo-explicaciones fantásticas, por ser tan ingeniosas).

11. Para Freud, Dostoyevski y Shakespeare fueron dos pacientes clínicos según su teoría del complejo de Edipo; pero realmente ellos fueron los psicoanalistas, pues lo dedujeron primeramente.

12. No hay nada más irracional que la imaginación creadora.

13. Todo acto exige una imagen del acto.

14. El psicólogo Lindworsky cree que no hay voluntad sino imágenes mentales preformadas que configuran la acción.

15. Los sueños se nos dan en imágenes; el hombre no los entiende y trata de explicarlos con palabras: error.

16. Los sueños son ecuaciones del alma que no alcanzamos a entender.

17. Creo que Shakespeare no fue un Hombre, sino un nombre.

18. Todo lo que sube o emerge, es impulsado por algo, y como ascender no es perpetuo por carecer de autogestión, siempre termina volviendo a la fuerza inicial (por la necesidad de la continuación)

19. El arquitecto primero hace ingeniería consigo mismo, luego con la realidad.

20. Una vez que las pronunciamos, las cosas existen.

21. Sí todos los días nos empeñamos solo en vivir, ¿cómo haremos las preguntas fundamentales para la existencia?

22. Lo que no se puede traducir mentalmente no se puede expresar, es solo tuyo.

23. La sociedad condena al acto, pero no la causa (sobre los presos que son condenados objetivamente, pero no regenerados subjetivamente).

24. La gente es lo que una sociedad es, ni más ni menos.

25. Hay tiempo y emulación de tiempo. Ejemplo: un secado natural de algo y un secado artificial.

26. El lenguaje surge como reacción.

27. ¿Es la voluntad el movimiento del alma?

28 El viento pasa por todos los árboles, pero los mueve de diferentes forma (dependiendo del tipo de árbol: alto, bajo, flaco, grueso y dependiendo de su naturaleza).

29. Nunca supe qué entendió Wittgenstein por verdad.

30. De todas las esperanzas, la de trascender es la más extraña (el porqué de ese deseo de auto-perpetuarse).

31. No conocemos la vida y aún así estamos en ella como seres vivos. ¿No es esto sorprendente?

32. Siempre me he preguntado ¿qué pasaría si viviéramos en un lugar donde no existieran las palabras? Y la verdad, creo que desde que nacemos nos determinan con lo limitado del lenguaje.

33. ¿Era el Márqués de Sade un libertino o un reprimido?

34. A los seres humanos nos gusta la comodidad: nos gusta mentir. ¿Pero cómo? Acaso no dice Wittgenstein que decir la verdad es más incómodo que mentir.

35. El jazz verdadero no divierte a nadie, solo transmite sentimientos.

36. Dios ha puesto espíritu en los números y en las palabras.

37. El mejor pedagogo es el amor.

38. Así como no sabes cómo el cabello crece en la noche o en el día, tampoco sabes cómo crecen tus pensamientos.

39. ¿Qué prueba el hecho de que el hombre del siglo XX hubiese inventado el auto y no el hombre del siglo I? Que el conocimiento no es universal, sino progresivo. Eso de universal es un invento gramatical de la humanidad.

40. Estudiar filosofía es tan absurdo como creer tener la verdad (en esto Wittgenstein erraba completamente). La filosofía no es una ciencia, sino un proceso por el cual se genera saber. Si se tratara de aprender filosofía, sería un acercamiento a la historia de la filosofía en los hombres, nunca la filosofía como objeto de estudio.

41. Filosofar es un hueco sin fondo.

42. Para filosofar hay que hacerlo desde el sótano, no desde el balcón.

43. Los antiguos creían que los colores incitaban a filosofar, pero los artistas tomaron toda la gama de colores y plasmaron sus sentimientos y sus épocas.

44. La civilización es el velo de la novia, que impide ver la belleza de la vida.

45. Las palabras son semillas de las que puede salir un árbol.

46. Después de la revolución industrial, la historia universal se convirtió en la historia de las cosas (Historia de los inventos).

47. La revolución industrial fue la peor revolución jamás hecha, en la que participaron honestamente los hombres: solo benefició a unos cuantos (a los dueños y gestores de la industrialización como a los gobiernos y a las nacientes empresas privadas).

48. La función de las instituciones se dirige actualmente a reducir la capacidad de sufrimiento del hombre, aunque ella misma lo infrinja.

49. Nadie te admirará por tu genio tanto como por tu personalidad.

50. Por lo general la gente nos mal entiende, porque no les hacemos saber el contexto.

51 Nunca otra civilización había sido tan bárbara como lo es esta: no tenemos libertad más que para subsistir.

52. Dudar de Dios es como si el pez filosofara sobre la existencia del agua.

53. El lenguaje no es circular, es lineal (de otro modo cómo se mostrarían los límites del lenguaje, que propuso Kant con los problemas filosóficos que se planteó de joven).

54. La desobediencia es la filosofía del curioso (Adán).