Arrivederci, mamma

 Entonces desde que entiendes esto, subes en una montaña rusa de emociones, puesto que sientes que subes y presientes la inminente caída que desde  que la película coge ritmo no puedes evitar al mismo tiempo que Alex, el protagonista

Goodbye lenin
Imagen tomada de: http://2.bp.blogspot.com

Por: Javier Montes

Recuerdo que hace un tiempo atrás en un canal de cine independiente durante mi época de  descubrimiento a esta rama del cine que no estaba acostumbrado, de películas como Viólame (Baise-moi), Mundo fantasmal (Ghost World), Bus Corto ( Shortbus), Zatoichi (Zatoichi),etc,  me topé con un tráiler de Good Bye, Lenin! Pero curiosamente nunca me la pude ver bien, o no me sentía listo, o no quería verla, en fin, todo tipo de situaciones, que en lo personal influyen mucho en la recepción de la película, tuvieron que ver con que esperara para verla, porque igual que un buen libro, una buena película llega cuando puedes verla, no antes. ¡Entonces tuve la oportunidad y decidí sentarme a ver Good Bye, Lenin!

Inicialmente te encuentras ante un marco social real delicadamente bañado por la fantasía, entonces sabes que encontrarás algo de mentira y verdad conforme avanza la historia. Ya que cuando entiendes la premisa de la película que es: una socialista patriótica que le da un infarto, cae en coma y no puede exaltarse por miedo a otro, a base de mentiras piadosas de su hijo vive una fantasía, vive una mentira, ella aun piensa que la Alemania socialista  existe, pero han pasado ocho meses, despierta del coma, y cayó el muro de Berlín, triunfó el capitalismo en Alemania, etc.

Banner-Good-Bye-Lenin-600x250
Imagen tomada de: http://www.laproximaparada.com

Entonces desde que entiendes esto, subes en una montaña rusa de emociones, puesto que sientes que subes y presientes la inminente caída que desde  que la película coge ritmo no puedes evitar al mismo tiempo que Alex, el protagonista, preocuparte por que su madre se entere de la verdad, pero al mismo tiempo lo justificas, más aun, sientes el amor real que él tiene por su madre con cada acto, que va desde esas puestas en escena donde magistralmente retrata el cuarto socialista de su madre, sus camaradas, la comida, la vestimenta, cada detalle que Alex y el director de esta película cuidan con meticuloso perfeccionismo.

Porque hay que destacar, que en Good Bye, Lenin! se respeta la teoría de los ejes al cerrar no solo uno sino tres ejes muy importantes y que hacen caer el telón en esta obra de teatro de principio a fin: Primero con la historia del padre de Alex, después la trama que sostiene toda la película que es la mentira de Alex a su madre, y finalmente Alemania porque vivimos una parte de su pasado, presente y futuro.

Podríamos disipar las dudas del párrafo anterior cuando decimos, que los ejes son esas situaciones, problemas, historias por ejemplo, que deben cerrar porque al cerrar y descubrirse la verdad de ellos o resolverse esta situación se le da más fuerza a la trama que soporta la película, como por ejemplo cuando vemos una película como Harry Potter y las reliquias de la muerte – parte 2. (Harry Potter and the Deathly Hallows – part 2) y vemos la revelación de Snape, que por fin pone al descubierto un secreto que ayuda a entender la película y su final, ese fue un eje magnìfico que le da sentido a la obra y no deja dudas.

El eje del padre de Alex, cerrado magistralmente, porque te das cuenta de que Alex es más parecido a su madre de lo que él piensa, el eje de la mentira no decae y tiene escenas cumbre como la parte en que Christiane ve a Lenin, o cuando ella por fin camina al mismo tiempo que su nieta.

good-bye-lenintelecast
Imagen tomada de: http://4.bp.blogspot.com

También tenemos que destacar la actuación de Alexander Kerner (Daniel Brühl) ¿Fui el único que piensa que es el mejor hijo del mundo? Toda esa gama de situaciones que van desde adulterar comida y marcas descontinuadas, a adulterar programas de televisión y usar verdaderos programas a beneficio.

Y finalmente el eje de Alemania que al mismo tiempo que un bebé va creciendo y avanzando, da sus primeros pasos cuando Alemania clasifica al mundial, avanza a semifinales, finales y por último gana, derrumbando todo el muro, y sacando a Alemania de esa polarización y uniendo a la nación.

Entonces cerremos este eje al citar al director de Good Bye, Lenin!: Wolfgang Becker que describe su trabajo como: “La historia universal de un joven que salva la vida de su madre a través de mentiras, construyendo un pequeño mundo que representa una gran ilusión”.

Si el mismo director  dice eso, significa que no fue mera parafernalia verbal lo que llevo escribiendo, sino que  agarré algo de la esencia de lo que vi, y si como espectador sientes eso, puedes sentir que puedes recomendarle a otro cinéfilo algo de eso, y en este espacio de verdad, recomiendo que a Good Bye, Lenin! La tengas en cuenta, para una tarde junto a velas, música suave, ya sabes, un encuentro romántico con el cine.

 

Ficha técnica

Título: Good Bye, Lenin!
Director: Wolfgang Becker
Año: 2003
País: Alemania
Productora: X Filme Creative Pool / ARTE / WDR / Senator Entertainment
Género: Drama. Comedia | Comedia dramática. Años 80