Cinco estrenos no hollywoodenses que no puedes dejar pasar

El mejor menú audiovisual no se encuentra en cartelera. A veces las películas no llegan a nuestros países o no representan un éxito comercial para que sea exhibidas en algún teatro cerca de nosotros. Nuestro deber como amantes del séptimo arte estaría en buscar alternativas… ¡Si ese es tu caso! ¡No pares de leer! Acá te traemos un listado con cinco largometrajes estrenados éste año que no te puedes perder—dejando a un lado los Blockbuster—.

 

Por:  Javier Montes*

5- Friend Request

friend-request

Luego de que en 2014 el cine de terror viera el amanecer de un nuevo subgénero con la aparición de Unfriended (Eliminar amigo), el terror social vuelve a atacar este año con Friend Request (Solicitud de amistad). El director Alemán Simon Verhoeven incursiona en este cine juvenil—por no decir pueril—y decide dejar a un lado la pantalla del ordenador y regresar a lo clásico: un misterio, adolescentes y la soledad a veces inherente en las películas que protagonizan. La película avanza con algunos errores del nuevo subgénero asociado a las redes sociales pero se encuentra con otros nuevos y avanza como puede; a veces parece The Conjuring (El conjuro) cuando recurre a lo artesanal para asustar, pero en otras partes parece Unfriended cuando el papel de las redes sociales se ve forzado y no es orgánico.

Luego de leer las líneas que preceden a estas el estimado lector podría llegar a pensar: “¿Entonces por qué la recomienda?”, a lo que yo le responderé que es importante no dejar pasar este tipo de propuestas nuevas; no todos los días se presencia el nacimiento de un nuevo género cinematográfico y apenas con dos exponentes es llamativa su visualización y observar la evolución film tras film.  Esta nueva entrega aprovecha más las redes: hay una elipse con el número de amigos en Facebook de la protagonista, al final el que parecía ser un detalle mínimo resulta ser el fundamental. Ojo al detalle. El final es casi tan redondo como el de It Follows (Te sigue) película con la que comparte la esencia en las muertes. Fino tributo.

 

 

4- The Neon Demon

the-neon-demon

El horror psicológico hace acto de presencia (iluminado por el neón del surrealismo), en la obra cinematográfica de Nicolas Winding Refn (Only God Forgives, Drive, Bronson), director nacido en Dinamarca que nos hace cómplices de su relato, aquel que nos lleva a invadir la intimidad de Jesse (Elle Fanning), quien se va de un pequeño pueblo en Georgia a Los Ángeles a probar suerte en el salvaje mundo del modelaje.

La dirección de la película nos lleva a entender las reacciones que genera la protagonista en el resto del elenco; ella es el detonante de la acción, cuadro por cuadro, con cada actuación de los secundarios ante ella —la única protagonista— porque de eso trata la película: de ella y su andar por el lago de Narciso.

Largometraje que se puede considerar transgresor, en especial con el cuerpo de la mujer; hay escenas muy bizarras que son acompañadas con el cuerpo de estas modelos. Sin caer en lo vulgar o la imagen por la imagen (impacto visual y ya). Una película que mantiene un ritmo y lo rompe a placer con cada personaje que desfila en esta delirante pasarela desde la inocencia hasta la perversión.

 

 

3- The Infiltrator 

Bryan Cranston regresa a la acción. El actor mundialmente famoso por su interpretación de Walther White en Breaking Bad contraataca con un papel que parece escrito para él. Curiosamente en el seriado ya citado encontramos una peculiar conexión:

En el episodio 8 de la temporada 3 de Breaking Bad, llamado ‘I see You”, Walther White Jr. (RJ Mitte) le pide a su padre Walther White un libro que le dio su tío “Hank” Schrader (Dean Norris)—que trabaja para la DEA—el cual se llama Killing Pablo (Matar a Pablo Escobar)  de Mark Bowden, con el argumento de que su tío se lo dio porque según él: “Los tipos buenos nunca consiguen tanta tinta como los malos”.

Pero el largometraje acá recomendado está basada en el libro The Infiltrator de Robert Mazur. Otro de tantos libros y películas basados en la historia del mediático narcotraficante colombiano Pablo Escobar, pero desde el punto de vista de un hombre que siguió su huella.

La película es una experiencia visual bastante cargada de suspenso, tensión y muchas pulsaciones dramáticas; pasamos de una zona segura a una zona de riesgo mientras le seguimos los pasos al protagonista, que poco a poco se hunde más en el violento mundo del narcotráfico. Con el plus de que él ofrece lavar el dinero de los capos revelando toda una red de corrupción, extravaganza y traición. Existen giros y situaciones en la trama que pueden ocasionar la atención del espectador, además de la etiqueta de basado en hechos reales, lo cual pesa más cuando usan los nombres originales de todos los implicados y nos muestran desde su lado más humano hasta aquel que está más en contacto con sus ancestros más salvajes.

 

 

2- Swiss Army Man

swiss-army-man

Luego de enterarme que esta película causó tal incomodidad que durante su proyección en el Festival de cine de Sundance la mitad del público se retiró y además ganó a mejor dirección, decidí verla. Que ganara a mejor película y mejor interpretación masculina para Daniel Radcliffe en Sitges, solo le agregó leña al fuego.

La película es muy difícil de ver. Con un arranque que la postula como una típica película de humor escatológico o simplemente una película absurda, es de difícil visualización. Pero al terminar el film y ver el todo de sus partes concluidas se puede llegar a justificar muchas escenas a las cuales algunos entusiastas del cine no están acostumbrados.

Se trata del relato de un hombre solitario en una isla que encuentra un cadáver y entabla una amistad con él. Aún cuando el argumento de la cinta pueda parecer limitado se explota en pantalla de una manera creativa y transgresora. La actuación de Daniel Radcliffe es sobresaliente, en pantalla queda un personaje entrañable. De verdad papeles como el de ‘Manny’ lo alejan de su célebre rol como Harry Potter y nos muestran una faceta más camaleónica del actor británico.

Si en The Neon Demon vemos una transgresión total con el cuerpo femenino, en Swiss Army Man vemos el mismo caso pero con el cuerpo masculino. Vale la pena su visionado completo; la moraleja de dejar el miedo a un lado y ser cada vez más auténticos calza perfecto con esta propuesta audiovisual tan atrevida.

 

 

1- Captain Fantastic

captain-fantastic

Al principio verla fue como una fusión bizarra entre Little Miss Sunshine y Kynódontas. La idea de una familia anarquista que ha decidido crecer fuera de la sociedad establecida y que viajan en un RV no me abandonó hasta pasados los primeros minutos de su visualización; nos encontramos ante una historia conmovedora, políticamente incorrecta, de familia, sueños, crianza, decisiones y frustraciones.

La película tiene un arranque claro: siete personas (un adulto, 3 niños y 3 adolescentes) viven fuera de los excesos del común de una cultura de excesos y la ley del menor esfuerzo. Según su padre, él los educó para sobrevivir de verdad; primeros auxilios, ubicación, técnicas de supervivencia, entrenamiento físico y mental, además de musical, son algunas de las habilidades que inculca en sus retoños. Pero a ellos les hace falta algo: sentido común. Ello los afecta cuando interactúan con sus iguales permeados de la actualidad.

La posición de la película al igual que de sus siete protagonistas es una: la contestataria. Se saben de memoria la carta de los derechos humanos, doctrinas políticas y filosóficas para defender sus ideas.  Que son muy claras, no quieren ser como los demás y esa es la definición perfecta de esta película: no quiere ser como las demás, así use referencias dentro del género.

Una aventura atrevida, inocente, realista y con un mensaje de esos francos que se quedan con el espectador días después de verla. De obligado visionado para aquellos que están hartos de la monotonía del cine comercial actual. 

 

 

*Javier Montes es  licenciado en comunicación e Informática educativa. Periodista Freelance, autor en Súper Luchas y Cine3. Entrada original acá