Por / Carlos Alberto Villegas Uribe

La estadía de Gabo en la Ciudad Luz está documentada. El Centro Gabo ha publicado varios artículos escritos por él. En alguno relata los atropellos policiales por su aspecto argelino. Escuchando al cantante George Bressons aprendió los rudimentos del francés. Y escribe un artículo donde realiza un perfil del cantante. También se asombra por los  apasionados besos de las parejas. Parejas que se besan pública y desaforadamente en la ciudad. Y detienen el tráfico de París con sus innumerables demostraciones. Parecía que no fueran a tener tiempo suficiente para amarse. Otro artículo sobre las heces de perro en las suelas. La mayoría de los artículos son publicados en los ochentas. Constituyen remembranzas de Gabo sobre el París que ha vivido. No idealizaciones románticas de los intelectuales y de los artistas. Una síntesis de la miseria dorada que le tocó vivir. Esa miseria dorada que vivió con la recordada vasca temeraria. A quien invitó especialmente a la entrega del premio Nobel. A quien regaló “Monólogo de Rebeca viendo llover en Macondo”. Con una nota muy personal que le envió desde Colombia. Donde recordaba el invierno de mil novecientos cincuenta y cinco. Cuando deseó como premonición que fuera ella quien lo contara. Trabajo al que Tachía le dedicó tres años de montaje.

 

Ficha técnica

C.A.Villegasuribe. MSC10, E1. P.U: La P.T: 210. Autor. Mibonachi en Clave diez. Entrada única. Palabra Umbral: La. Palabras totales; Doscientas diez.