Por Carlos Alberto Villegas Uribe

1. Falla existencial

Los geómetras jamás lo pudieron encerrar en un cuadrado. La razón: era el punto de fuga.

2. Solución trágica

Como los geómetras no pudieron encerrar en un cuadrado al punto de fuga, lo condenaron a la guillotina.

3. Escapatoria 

Para salvar al punto de fuga de la decisión de los geómetras las líneas enviaron a los puntos suspensivos a detener la historia.

4. Medidas geométricas

Para solucionar el problema y terminar un teorema fundamental, los geómetras decidieron consultar diversos puntos de vista.

5. Los invitados

La condición misógina del punto aparte le impidió asistir a la asamblea convocada por los geómetras. El punto y coma se excusó por problemas de sobrepeso. El punto final se enojó porque siempre lo invitaban de último y jamás tenían en cuenta sus consideraciones. Ante las negativas, un geómetra arguyó que hicieran la reunión con las líneas. “Después de todo, una línea es una simple sucesión de puntos”. La moción fue aceptada.