Dedicado a Rodrigo Grajales, por su captura de imágenes.

La-increible-aventura-de-Walter-Mitty

Imagen tomada de: http://i0.wp.com/gamerstyle.com.mx


 Por: John Harold Giraldo Herrera*

La vida de un trabajador de una importante revista que pronto migrará a la red, es el centro de atenciones en este filme. Su increíble historia transita entre la monótona cotidianidad y una especie de suspensión del mundo por medio del delirio y la ilusión. Walter se alela cuando habla con otros y despega su lado imaginativo-aventurero, habitando otra realidad a la que está viviendo, mientras que en lo real, es tímido, timorato, y de cierto modo precavido. Se forja un paralelo, y su vida pasmada parece que espera a tener un impulso para que aquello que recrea, sea convertido en material. Se trata entonces de una película en la que un hombre anodino se verá revestido –por mera coincidencia– en un trotamundos arriesgado. Podría decirse que es la vida de un tipo común, que tiene sueños e idea fantasías, anda dormido, y pronto parece despertar.

La película entonces también nos forja una serie de mini historias alrededor de Walter, sobre todo la de un fotógrafo, quien ha enviado la fotografía 25 en negativo para que sea la última portada de la revista que pronto saldrá de publicarse en papel. La situación es que en 16 años nunca Walter ha tenido un inconveniente y ese negativo no lo encuentra. Recibió eso sí de su amigo el fotógrafo una billetera con el lema de la revista y un mensaje de aprecio y gratitud. La fuerza de los acontecimientos llevará a Walter a tomar decisiones osadas e intrépidas.

La película igual cobra dimensiones cómicas, de fantasmagoría, de realidad al sufrir una conversión la revista y mostrarnos un polo a tierra con el conflicto laboral que eso supone; más ese motor del amor que hace que Walter sienta atracciones fuertes por su recién compañera de revista Cheryl, lo cual lo hace abrir un perfil en una red social y sostener una relación más amplia con el dueño de la red que con la que desea entablar una conversación.

image.php

Imagen tomada de: http://www.losinrocks.com

Es una película poco convencional, utiliza recursos narrativos como hacernos perder en la fantasía y la realidad, nos convence de los letargos de Walter y luego no creemos del todo que lo que viva pueda ser verdadero. Su banda sonora es muy llamativa. Y nos crea un enigma, sobre la quinta esencia como suelen referirse a la fotografía que no se halla y por ello Walter decide ir a buscar al fotógrafo casi a los confines de la tierra: Groenlandia, luego Islandia, y más tarde Afganistán y posteriormente el Himalaya. En ese viaje se hace el héroe y se potencia la historia.

Esa trampa por descubrir una fotografía enmarca la película, y la vida de Walter y la de muchos más alrededor de esa trama. Se crea una intriga y los espectadores andamos codiciando saber cómo es esa foto, de inmediato nuestro interés es saber cuál será la maravilla, la imagen capturada, la belleza o la esencia en esa captura. Además si tenemos en cuenta que ese fotógrafo siempre persigue en los recónditos lugares obtener las más excelsas imágenes, nuestro interés crece. Por ejemplo, persigue un tigre fantasma, o unos guerreros, o la erupción de un volcán en Groenlandia, en fin, su vida es de aventuras, mientras la de Walter de pocas situaciones trascendentes.

De igual modo parodia con ironía y comicidad a la emblemática historia de Benjamin Button, ese ser que siendo viejo retrocedió a la infancia. Walter siendo ya de unos cuarenta años, se vuelve niño porque despierta su lado aventurero. La película recobra validez desde ese lado de la fotografía, esos que miran y disfrutan más del viaje, de lo inesperado, de ver el paisaje y estar encontrando algo novedoso, que de la propia imagen capturada. En otras palabras, viven y eso es lo esencial.

La película es entretenida, no es una gran historia, ni tampoco como su título lo dice: Increíble, sin embargo, nos motiva, nos permite ser exploradores de lugares, personas, situaciones. Presenciar la vida de un ser corriente que va escalando. Se basa en un cuento y nos crea un perfil imaginario de un fotógrafo de riesgos. Al tiempo nos seduce con el lema de la revista: “ver cosas a miles de millas de distancia, cosas ocultas detrás de paredes y dentro de salas, cosas peligrosas para acercarse a ellas… para verlas y asombrarse”.

walter-mitty-banner-261

Imagen tomada de: http://moustique.com.mx

Al fin, la fotografía que se busca, termina siendo muy trascendente. La historia de las personas corrientes sí son increíbles cuando logran superar sus frustraciones y rompen la cotidianidad y se adentran en obtener lo que desean. Y es muy significativo que la increíble historia de este sujeto la podamos ver, porque en el cine –ese paralelo con nuestras vidas-, podemos ser esos otros arriesgados que quisiéramos ser o tememos ser: ahí en la fantasía de la pantalla; a lo mejor algún día salimos de la sala y una película nos arroja la motivación y sacamos nuestro lado aventurero.

Ficha técnica

Año: 2013

País: Estados Unidos

Duración: 114 minutos

Director Ben Stiller

Guión: Steve Conrad, James Thurber

Música: Theodore Shapiro

Fotografía: Stuart Dryburgh

Actores: Ben Stiller, Kristen Wiig, Adam Scott, Patton Oswalt, Shirley MacLaine, Kathryn Hahn, Sean Penn, Finise Avery, Joey Slotnick, Toshiko Onizawa, Adrian Martinez

Productora: 20th Century Fox / Red House Entertainment / Truenorth Productions

Género: Aventuras. Comedia | Road Movie. Fotografía. Remake

Página web: http://www.waltermitty.com/

Premios 2013: National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año 2013: Satellite Awards: Nominada a mejor fotografía y banda sonora.

*John.giraldo.herrera@gmail.com

Docente universitario y periodista