Es acaso esto una campaña adrede de la policía de NYC o, simplemente, un caso azaroso entre un hombre mendigo en un barrio de New York, un policía joven y filantrópico y una turista de Arizona con un celular dispuesto a disparar de una manera casi fortuita.

 

Imagen centro de la discusión

Por: Diego Firmiano

Cuando estudié redacción y escritura creativa en las clases de periodismo, nos ponían a hacer ejercicios de los más curiosos y necesarios, como por ejemplo traer una foto cualquiera, contemplarla y hacer una narración de cualquier tipo; podía ser de corte ficción, realismo –que sería un crudo retrato–, abstracción, filosofía o simplemente descripción.
Fue una dinámica muy curiosa, porque eso preveía que en el futuro no faltaría la necesidad de elaborar una noticia con tan solo una foto en la redacción. Y coincidencialmente es el caso de la foto que está circulando por internet, que se ha titulado: “Policía que le regaló unas botas a un mendigo”; y que ha generado un hecho noticioso de gran revuelo, al punto de ser la imagen más vista en las redes sociales, con dos millones de veces vista, miles de “Likes” en Facebook y miles de “RT” en twitter, sin contar con las otras redes sociales.
Pero el por qué ésta foto tomada con un celular, que reúne unas características muy mediáticas, como lo son: Un policía, un mendigo, unos zapatos (al fondo) y una actitud de solidaridad, ha tenido un gran impacto en la comunidad virtual y en las publicaciones sensacionalistas, es lo que intentaremos investigar.
Es acaso esto una campaña adrede de la policía de NYC, o simplemente un caso azaroso entre un hombre mendigo en un barrio de New York, un policía joven y filantrópico y una turista de Arizona con un celular dispuesto a disparar de una manera casi fortuita una instantánea, que hoy es una imagen publica.
Son varias cosas, pero las deducciones que se pueden sacar de esta foto, según las distintas reacciones sociales, es que sus posibles causas son:
  • Económicas (aunque la foto fue tomada a mediados de Noviembre, ese es precisamente el mes que es la antesala del espíritu navideño y comercial en Norteamérica).
  •  De seguridad (anteriormente la policía del estado de New York había propiciado un tiroteo en el distrito de Manhattan y ha indicios de que fue necesario la elaboración de una campaña para levantar la imagen del contingente, incluso quienes subieron la foto a Internet, fueron ellos).
  • Y de Protesta (se habla en excesiva de la mendicidad que actualmente azota los distritos del Time Square, Bronx, Brooklyn entre otros lugares de la “Gran Manzana” y, esta imagen seria propicia para una mordaz critica a las políticas del sistema de beneficio ciudadano en los Estados Unidos).
¿Espíritu humanitario de parte de parte de Lawrence DePrimo, el policía protagonista?, ¿Campaña de sensibilidad policial o marketing de seguridad en New York? ¿Incentivo mediático para demandar mejor servicio social a la ciudadanía? Las preguntas están en el aire.
Pero lo cierto es que sí hay unas preguntas más capitales en el ambiente: ¿acaso el mundo sucumbe ante las sinceras demostraciones de amor?, ¿el capitalismo nos ha vuelto fríos y avaros, al punto que cuando vemos una foto como estas idealizamos la actitud que originalmente deberíamos tener todos los seres humanos? ¿Las redes están aislando a las personas, con la falsa premisa “Yours to discover” o “Connect and Share” y están inculcando nuevos valores como el “amor virtual” o “solidaridad interconectada”?.
De nuevo, son inquietudes sociologicas que incitan a repensar sobre una sociedad posmoderna, fragmentada,  indolora, que se comporta pasiva con los hechos trancendentes y que se inmuta ante una muestra de solidaridad.
Como siempre, -y son las consecuencias lógicas- hay un premiado que es el joven policía Lawrence DePrimo, una foto en internet que esta promoviendo las redes sociales y su espíritu filantrópico (virtual pero filantrópico), una fotógrafa (Jennifer Foster) que no reclama derechos de autor por la imagen y un méndigo (Jeffrey Hillman) exclamando: “Me pusieron en YouTube y en todos los sitios sin mi permiso, esto dio la vuelta al mundo y quiero mi parte del pastel
Es increíble el poder de una imagen, y la acción que se puede desprender de su significado. No terminaremos de asombrarnos ante el poder de los medios de comunicación y su capacidad para despertar opiniones, sentimientos, y noticias.