POLVOPor: Gustavo Osorio López

Ilustración: Daniel Román

— ¡Te odio!, grita un niño sentado en un parque. Un viejo que pasa lo oye y pregunta:

— ¿A quién odias niño?

—Al viento—, le dice el niño entrecortado y sin mirarlo.

— ¿Por qué lo odias?

—Porque se ha llevado a mi padre—. El viejo hace cara de no entender lo que escucha, y le hace otra pregunta.

— ¿Y cómo sabes que se ha llevado a tu padre?

El niño, que hasta ahora le había negado los ojos al viejo, lo mira y le dice:

—Porque el viento se lleva todo lo que se hace polvo.