Independencia con dependencia (Parte I)

 

Independencia de Colombia
Batalla por la independencia de Colombia

Por: Edison Fabian Morales

El veinte de julio y el siete de agosto enmarcan dos magnas fechas para la historia de la nación. En éstas se comenzó un exitoso proceso de liberación contra el yugo de la colonia española sobre todo el territorio colombiano.

El viernes 20 de julio de 1810 un grupo de “criollos” (nacidos en América con padres españoles) materializaron lo planeado con anterioridad en la provincia de Santafé: propiciar cualquier altercado el día de mercado para que aflorará todo el malestar de la población y comenzar así el arrebatamiento del poder en las manos de los españoles. El lugar elegido fue la tienda del comerciante José Gonzales Llorente; allí todo salió como se había pensado, la ira de pueblo estalló abalanzándose sobre las instalaciones del virrey, quien nunca había visto a su colonia manifestarse de semejante forma.

Casi diez años después (1819), el venezolano Simón Bolívar encabezó la campaña libertadora junto a Francisco de Paula Santander. Unieron fuerzas en tierras hoy conocidas como Casanare, conformando un ejército de más de tres mil hombres que emprendieron camino hacia la población de Santafé donde se concentraba el poder de la corona.  Para entrar al altiplano Cundi-Boyacence las tropas tuvieron que caminar por la difícil cordillera de los Andes. La hazaña cobró decenas de vidas al ejército libertador, sin embargo a su llegada lograron salir airosos de su enfrentamiento en el Pantano de Vargas. Y el 7 de agosto de 1819 combatieron a las tropas españolas cerca de la ciudad de Tunja en un puente que cruzaba el río Teatinos.  La Batalla de Boyacá  enfrentó a más de cinco mil combatientes, 2850 del ejército patriota y 2670 miembros de las fuerzas realistas, dando como resultado el triunfo del ejército patriota sobre el realista y con ello la huida del Virrey Juan de Sámano.

A pesar de que en el territorio se conservaron unos pocos grupos realistas durante algunos años, fue esta batalla la que inclinó la balanza definitivamente a favor de los patriotas que soñaban con un país independiente y distinto al que había instaurado la monarquía.

 

Bolívar, el gran unificador

En el proceso hubo varios factores determinantes. Uno de ellos obviamente fue el malestar acumulado por la población que vivió ultrajada por más de tres siglos de dominación ibérica, empezando a manifestarse con el levantamiento de Los Comuneros a finales del siglo XVIII. También la ocupación de Napoleón en territorios españoles que debilitaron la corona, haciéndoles replegar sus fuerzas en territorio europeo. Y la generación de estudiantes que se formaron con las ideas científicas y de progreso del sacerdote y médico José Celestino Mutis, quien paradójicamente los borbones le encomendaron la misión de buscar fuentes de riqueza y tributos en suelo americano, y desde luego la indiscutible labor de Simón Bolívar, quien tuvo la hazaña de unificar a todos los líderes con sus tendencias e intereses; entre los cuales se encontraban: Nariño, seguidor y traductor de los derechos del hombre, Pedro Fermín, lector de los enciclopedistas, Francisco José de Caldas, discípulo de José C. Mutis, Camilo Torres, creyente de la escolástica tomista y Francisco de Paula Santander, seguidor de la revolución estadounidense y su democracia federal. Todos ellos enarbolaron la única bandera de librarse del poderío español y obtener la independencia. Su dirección no vaciló en su objetivo, ni entregaron sus principios por dulces o espejos como sí lo habían hecho en el comienzo de La Conquista Española algunos líderes que obraron como los Juan Manuel Santos de hoy.

Y aunque Bolívar después de la independencia deseaba ver un tipo de gobierno monárquico en Colombia (inclusive buscó la instauración de un príncipe inglés), además de incumplir las promesas de otorgar tierra a las comunidades indígenas o quedarse corto con la lucha por abolir la esclavitud, siempre va a estar por encima su trabajo unitario al mando del proceso de la independencia

Referencias:

Periódico Tribuna  Roja, “Bicentenario del grito de independencia “edición especial. Junio 2010.