Luna de locos, el festival de la palabra

El Octavo Festival Internacional de Poesía en Pereira (FIPP) hizo su lanzamiento oficial en el teatro de la Cámara de Comercio de Pereira, con la presentación de dos grupos musicales y la asistencia de cientos de espectadores.

10609251_809245072440367_1609450018_n

 Por: Jorman Sebastian Lugo

Fotografía:  Conrado Barrera Henao

Al correrse el telón, unos pasos sobre las tablas se dirigían a una guitarra. Se acomodó, marcó el ritmo con su pie derecho y una quena empezó a sonar. Los demás instrumentos se acoplaron, incluyendo la guitarra, mientras el público degustaba los tonos que dejaba caer la zampoña y el tambor.

El grupo musical hablaba a través de sus notas y movimientos corporales. Por su parte, los espectadores prestaban sus sentidos para enriquecerse del folclor y de la cultura. Al finalizar la primera canción, los aplausos fueron las voces de agradecimiento que correspondieron al talento.

Luego, seis chicas salieron a endulzar con sus voces el silencio. La palabra se hacía presente como palabra. El aire tría consigo acordes y un mensaje de todo cambia. Heráclito dijo que todo fluía y ellas, paso a paso, movimiento a movimiento, iban pasando. Pero algo quedaba: la poesía.

La presentación de los estudiantes del colegio Aquilino Bedoya tuvo su final. Ellos le dieron paso al lanzamiento oficial del Octavo Festival Internacional de Poesía en Pereira (FIPP),  Luna de locos, que se llevará a cabo desde el 26 al 30 de agosto. Esta nueva versión contara con 30 poetas invitados. Habrá poetas de Canadá, Gales, España, Costa Rica, México, Argentina y República Dominicana

Giovanny Gómez, director del festival, en su intervención habló sobre la importancia de la palabra poética, y por ello, lo primordial que es compartirla con los niños y jóvenes de los colegios y de lugares vulnerables. Además, el festival irá a diferentes municipios de Risaralda y el norte del Valle. Entre ellos están: Pueblo Rico, Belén de Umbría, Quinchía, Marsella, Cartago, entre otros.

Cuando el lanzamiento se hizo oficial, el escenario se preparó para  “Kaffa ensamble”. La palabra volvía a volar por el teatro como música. Los punteos de la guitarra y la melodía de la flauta traversa volvían a apoderarse de la atención.

Con un par de bambucos y un pasillo, este grupo despidió el lanzamiento y brindó una motivadora invitación a todos los asistentes.