Pereira se caracteriza por ser una ciudad en la que se brindan espacios culturales, con gran acogida por parte del público, los cuales permiten que los artistas den a conocer sus creaciones y que los espectadores disfruten de experiencias estéticas, conectando así a la comunidad. Por ejemplo, en el evento Corto Circuito – Escenarios para el arte, realizado el segundo viernes de cada mes, el presente mes contó con siete exposiciones simultáneas ubicadas a lo largo de la ciudad. 

Edwin Laverde, un fotógrafo perdido entre la espesura. / Fotografía tomada de www.laverdebiodiversa.com

Por: Luisa Fernanda Martínez Moncada

Fotógrafo de naturaleza, apasionado y defensor constante de la protección de ecosistemas y promoción de propuestas con responsabilidad ambiental. A sus 40 años, Laverde presenta este trabajo fotográfico lleno de texturas y color, en un recorrido profesional iniciado ene 1998.

Mediante exposiciones tanto temporales como permanentes da a conocer la visión que tiene de Colombia, de la “Colombia Megadiversa”, nombre que lleva su más reciente serie documental en la que redescubre Colombia desde ángulos nunca ofrecidos.

En la penumbra del Bloque 10, Facultad Ciencias Ambientales, habita una obra que merece ser iluminada. / Foto Luisa Martínez

Comentarios a una obra

Edwin durante la conversación con los espectadores del evento Corto Circuito dio a conocer que tiene cercanía con la Universidad Tecnológica de Pereira, gracias a una de sus series fotográficas expuesta permanentemente en uno de sus bloques.

*Edwin Laverde /

En el año 2015, Edwin Laverde lanzó su exposición permanente “Biodiversa”, que se encuentra ubicada en la Facultad de Ciencias Ambientales de la UTP. El bloque “F”, actualmente (bajo la nomenclatura numérica: bloque 10), es el lugar escogido para que nueve fotografías permitan descubrir la visión y el lenguaje del fotógrafo pereirano.

Sin embargo, el transitar por este bloque se vuelve tan monótono que ese mirar, descubrir y percibir es casi ahora un privilegio para pocos. Para los estudiantes de la facultad de Ciencias ambientales, que en su recorrido diario está incluido el pasillo con la exposición “Biodiversa”, como para los pertenecientes a las nueve facultades restantes, el personal administrativo e incluso los visitantes a la UTP que casualmente atraviesan dicho bloque, estas fotografías pasan desapercibidas en cuanto sus colores, las llamativas texturas y características que definen el trabajo de Laverde, quien hace tres años quiso dejar la huella de la preservación de especies, sin pensar que en algún momento su obra se convertiría en un objeto meramente decorativo.

Una fotografía de la exposición “Biodiversa” / Foto Luisa Martínez

La conexión que siente Edwin con dicha obra, con su obra, perdería valor e incluso se convertiría en una situación incómoda, si fuera él quien como espectador se diera cuenta de que sus fotografías pasan inadvertidas a los ojos de muchos.

¿Se transforma entonces el arte, la fotografía en este caso, en solo imagen?, ¿la reflexión y disfrute estético transmutan en una mera mirada? O, ¿acaso el valor dado al arte está ligado a lo efímero?

Probablemente lo que sucede con las fotografías de Laverde expuestas en el campus de la Universidad Tecnológica de Pereira (y con muchas otras obras) es que con el pasar del tiempo dejan de asombrar, tal como ocurre en las personas con la edad, se acostumbran a verse el reflejo en un espejo, y así sin más, se aceptan sin pensar en la grandeza de la obra. “Biodiversa”, así como el nombre de la exposición, son las miradas.