ANACRÓNICAS / ESPEJO DE DOS ALMAS

Por / Martín Rodas*

 

«Máscara.» (ilustración de TiN, lapicero y colores sobre Bitácora)

Reflexión

 

Las miradas frente a frente,

inquietas, asombradas

por el brillo de ojos ajenos y extraviados.

Los dedos, frente a frente

acarician con delicadeza el contorno redondo

de aquella superficie bruñida.

La luz, tenue, cincela con breves destellos

los rostros que, como máscaras,

penden de las sombras.

Todo es silencio de ecos lejanos,

de profundidad infinita…

Allí están, mirándose

frente a frente…

hundidos en la memoria,

en la imaginación,

en el recuerdo…

danzando eternamente, frente a frente,

como estrellas moribundas,

como soles desahuciados.

 

***

 

Tus ojos

 

Negros

profundos

de materia

oscura

desconocida,

que provocan

el florecer

desde

el humus vital

de la Madre Tierra.

 

***

 

Perfil

 

A lo lejos

la brisa

anuncia

el suave

ulular

de tu cintura,

mientras

bamboleante

el sol

pule tu piel

de ébano.

 

***

 

Una sonrisa

 

En el fondo

de tu transparencia

cuelga

el reluciente

collar

de tu sonrisa;

solo este destello

me basta

para encender

mi alma.

 

***

 

Lejanía

 

Te veo en la distancia

danzando lo etéreo,

aleteando en el polen

olfateando rostros,

creo que no el mío,

tal vez

por tan terrenal;

tal vez por tan lejano.

 

***

 

Sueños

 

En el sueño,

la tarde no es la tarde,

más bien es una

madrugada

trasnochada

que apaga

una a una

las luces

de las luciérnagas

que mueren

como los sueños

al brillo del alba.

***

 

A la sombra

 

En el rincón de la sombra

agazapado,

el duende de la duda

solo puede musitar

el interminable

eco

de tu nombre.

 

***

 

Despertar

 

El despertar

se volvió

un acto predecible

y cierto

de humedades

y cansancio,

de tristeza

y soledad

en medio

de la nada.

***

 

La Voz

 

Era apenas un susurro

tan distante

que solo el presentimiento

permitía intuirlo,

era

tan distante

que se confundía

con el silencio.

 

***

 

Levedad

 

Leve es tu mirada

y el movimiento

de tus manos,

leves son tus alas

y leve tu desnudez;

son tan leves

tus huellas

que la brisa,

tu compañera,

siempre las borra

en la arena

para grabarlas

en mi memoria.

 

***

 

Hierba húmeda

 

En el regazo de tu vientre

las raíces de nuestros dedos

se entrecruzan

horadando las entrañas

de la creación;

buscando

la semilla

antigua

de la vida

y de la muerte.

 

***

 

La hoja y el navegante

 

Esa hoja sobre el riachuelo,

timoneada por los vientos

del sur,

navega perfectamente

a la deriva

recogiendo

en su devenir incierto

el rocío

que llora la tierra

sobre toda su obra;

rocío navegante

rocío fresco

rocío alma

rocío corazón.

 

***

 

Los días y las horas

 

Estoy

prisionero

en el reino de tus matemáticas,

encadenado a cada eslabón

del tiempo

que anhela tu presencia,

a cada segundo

que gotea

taladrando el corazón;

musito y musito

ese rosario interminable,

sin fin,

que me promete

algún día estar a tu lado.

 

***

 

Las palabras

 

Arman el mundo

poco a poco

en la Babelia

inconmensurable

de la existencia.

 

Son puente, arco, clave,

obelisco, flecha, lengua, gota,

madre, padre,

hermana, hermano,

amiga, amigo;

son solo palabras

son solo savia

son solo sangre

son solo

vida.

 

***

 

Regreso

 

Ya son tantos años

que el recuerdo no alcanza;

y es que esperarte

me duele

en medio de este

océano

bañado en tiempo y lejanía.

 

Artilugio

 

Pronunciaste

de manera mágica

mi nombre.

 

Arrancaste

de manera limpia

mi corazón

sangrante;

del cual

también bebiste

hasta la saciedad.

 

Mi cuerpo,

carne tendida al sol,

fue alimento de las aves,

mientras mi alma

se convirtió

en tu palabra.

 

Mi diosa

Has llegado
de las profundidades
del cosmos;
te envuelven
los misterios inconmensurables
de la mar;
y tu cuerpo serpentea
como el laberinto
de mis soledades.

Bienvenida,
diosa,
a estas playas
encantadas;
desciende de tus naves,
trae tus mariposas
tus jardines
tus delirios,
que aquí
la tierra es buena,
fecunda
y bella,
como tú.

Referencia bibliográfica: Rodas, M. (2020). Espejo de dos almas. Manizales: «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)».

*  Poeta, anacronista y pintor; editor de «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)».