álbum personal

álbum personal

Por: Yanoad Flórez

 

Tú, eres el viento

mi viento

el que pasa sin volver

el que al entrar por la salida

divaga en mi válvula tricúspide.

Fuiste el viento que esculpió el dolor que sollozaba,

el que solía observar mi rostro mojado.

Te respiré sin sosiego ni calma,

y hasta dejé que el viento que te trajo te llevara…

 

Por: Carlos Parra

Por: Carlos Parra

 

 

Venganza

Lanza tus puñaladas a mi vientre,

Y desgarra todas mis entrañas,

Toca
la sangre que hierve,

Seduce el sollozo que sonríe a mi venganza,

La tuya, la mía,

La de tus dientes en mi cuerpo que destrozan mi pasado,
la de tu lengua que dibuja mi figura;

Siento cómo inquietas y

maltratas
esa llaga supurante,

Triste y solitaria.

Furtivo 

Sus manos rozan mi vientre.
Dos labios  en  uno;
Tu lengua tergiversada con la mía,
Mis papilas  dibujan tu hélix
Tu boca  baja por mi cuello y,

Al compás tus dedos por mis piernas.

Las figuras grabadas en tu piel me saben a mar.
Respiro agitada;

Tú te excitas,

Yo me excito.
Labios que palpan mi ombligo,

Mis curvaturas laterales;
Subes hasta hacer fricción en mis pezones,

Tu miembro busca mi matriz; oscilas el  cuerpo.
Tu caja torácica junto a la mía.

Despojas mi túnica,

las bragas
Y, por último
Tus suaves manos  quitan mi sostén.
Inquieto, encuentras mi talón de Aquiles

y ya en mundos superiores
penetras lentamente tu órgano
viril;
estremecido sujetas el borde de la cama.

Movimiento uniforme acelerado y rectilíneo,
Posición profunda:
Mis piernas en tus hombros;
Gemidos de deseos.

Posición Andrómaca.

Vibras cuando  muevo mis  caderas.
Aumento la velocidad;
Yo sudo,

Tú sudas.
Y así, exhausto,

tu cuerpo se  desploma en mi figura.

Por: Carlos Parra

Por: Carlos Parra

Limpia vidrios

 

Pies descalzos de ternura

Dolorosas oquedades;

Negros sus dedos

Manos de color esponja.

El sollozo está en su alma;

Su casa, las calles.

Inocente amargura lo acoge.

Pintado su rostro de sonrisas

Las que no afligen a su gente.

Cortos semáforos, son su sustento,

Sus obras de arte

En los corredizos vidrios que al

Empezar su obra se ponen en movimiento.

Es él, un niño de la calle.