Delicadeza en tus ojos;
Los que escapan sin darme un beso,
Sabor que anhelan mis entrañas.

Abandóname sin pudor ni vergüenza,
Olvida que mi piel hizo parte de la tuya.
Despídete al menos,
Y lava tu piel de mi sudor.
Desaparece de la palma de mis manos,
Para que no tengan que extrañarte.
Abandona nuestros pasos;
Pero recuerda siempre el camino.

Leonid Afremov

Leonid Afremov

Una historia si un fin
Una puerta sin entrada,
Un milagro sin autor
Ni amor con sonrisa.
Dos dedos, una mano
Uñas que caminan por mi cuerpo.
El deseo los deseos.
Paciencia en mis ojos,
Pestañas que sufren mojadas e intranquilas;
Mi alma que es gemela de la tuya,
Tu sonrisa que hace parte de la mía.
Son mis deseos que exaltan tu figura;
La figura que refleja mis deseos,
Son los ojos de mi alma que mueren por la tuya.
Aquellos que sollozan al escuchar tu voz
Y se iluminan cuando ven tu rostro

Leonid Afremov

Leonid Afremov

ALGO SUBJETIVO

Uñas de piel y dedos de arena,
Arena de sal,
Miel de hiel,
Hiel de sangre,
Sangre azul,
Azul el cielo,
Cielo de estrellas
Y nubes de hielo.

TEXTURAS DE PIEL

Mi rostro de papel
Seduce tus dedos de arte;
Los que sucumben por plasmar
Color en mi piel.
Mi silueta de madera
Excita los deseos,
Al esculpir amor en mi pecho.
El ebanista de mi ser
Pule mi conciencia,
El sabio con sutileza
Cura mi alma.
Mi corazón de arena
Derrama esquirlas de dolor;
Mis ojos
Dos estrellas que iluminan,
Mis pies
El esfuerzo que carga mi cuerpo,
Y mi ombligo de azúcar,
Endulza el centro de mi corazón

Por: Leonid Afremov

Por: Leonid Afremov

RECUERDOS

El humo de la soledad
Dibuja tu rostro
En el desahuciado ambiente.
Los recuerdos aparecen;
Las prendas caen y
Tus dedos inquietos
Buscan mi silueta.
Tu sudor desciende en mí,
Tus labios cubren mi aliento,
Mi Cintura.
Temor de saciar los instintos,
Al dejarnos influenciar por los deseos.
Tu piel tatuada en la palma de mis manos;
El calor de tu cuerpo junto al mío,
Y el reflejo de tus ojos en mi alma.
Torna la lujuria, e
Ilumina mi rostro
Con el candil de tu mirada;
Desnúdame
Con tus pensamientos,
Tócame con tu alma,
Ama la esencia de mis besos,
Abrígame en tu ser,
Enrédate con cautela
En mis sigilosos pensamientos,
Seduce mis sueños,
Sujeta mi corazón,
Oye mi llanto,
Ve mi anhelo,
Observa mis ansias
Que desaparecen
Con el opacar de tu venganza.
Dos,
Dos inquietos que divagan en recuerdos.