Sí compañeros, lo veo como de descuartizamiento… Y ahora que están saliendo noticias sobre esas prácticas tenebrosas en las denominadas «casas de pique»… ¡Terrible!

 

Por Martín Rodas*

(Transcripción de tertulia realizada en el Parque Caldas entre Cipriano El Escribano, Chamancho y El Gran Papupa; grabada por El Chamán de Oficina, quien no quiso participar en la conversación, pues según comentarios de testigos ocasionales, estaba en estado de contemplación y no quería que lo interrumpieran).

– Chamancho y Gran Papupa, estoy leyendo el libro de poemas de mi amigo Martín Rodas y que se intitula «La danza del Poetante», del cual quiero traer a colación el poema «La carne» y que declamaré para que hablemos del mismo:

 

Lámina de ave endémica del «Territorio TiNbaya», elaborada por TiN.

La carne

 

Cada libra,

cada kilo

de mi carne

pende

de mis huesos.

 

Cuelga

cada libra

cada kilo

de mi carne

esperando

lentamente

el corte final.

-Amigo Cipriano, ¿y en dónde se consigue el libro?…

-No, Papupa… todavía no se consigue, pues está inédito; lo que pasa es que él me pidió el favor que lo leyera y le diera mi opinión, porque lo publicará pronto en la colección «bolsiLibros» de «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)». Es por eso que convoqué a esta tertulia con ustedes para compartirles este poema… En otras tertulias leeré otros.

-Cipriano, ¿y eso de Poetante qué es?

-Querido Chamancho, no estoy muy seguro, pero para mí tiene que ver con mutaciones, con la misma transformación de Martín, en donde él es el Poetante, un ser difuso como sus personajes, entes que pasan de un estado a otro, ya sea por situaciones de la vida o por consumo de sustancias…

-¡Como el trago!…

-Sí… sobre todo el trago…

(Risas…)

-Es que es un tema que él trata mucho en sus obras, por ejemplo me acuerdo de su novela corta «El papel deambulante»

-Eso es cierto Gran Papupa, podría decirse que sus obras son ebrias…

-Bohemias… Cipris…

-Hablar de borrachos no es muy atractivo que digamos…

-¡Ja!,… ¡quién lo dice querido Chamancho!

(Ríen a carcajadas.)

-Mejor no nos saquemos los trapitos al sol, amigos.

(Silencio.)

-¿Cipriano, y del poema qué?

-No sé, Papupa, me parece fuerte, pesado.

-Sí compañeros, lo veo como de descuartizamiento… Y ahora que están saliendo noticias sobre esas prácticas tenebrosas en las denominadas «casas de pique»… ¡Terrible!

-Chamancho, puede ser por ahí el sentido del poema, aunque son meras interpretaciones… subjetividades nuestras… aunque sí suena a carnicería.

-Sí amigos, esa es la magia y el misterio de la poesía.

-Bueno queridos Chamancho y Papupa, en otra ocasión les leeré más poemas del libro, porque… ¿saben qué?…, mejor vámonos que veo gente rara merodeando por el Parque…

-Sí señor, es mejor no dar papaya.

-Cipris, ¿y qué hacemos con El Chamán de Oficina?

-Dejémolo ahí, con su meditadera, que si lo bajamos de la nube se nos emputa.

 

el maleTïN (microlibrería)

Referencia bibliográfica: Rodas, M. (s. f.) La danza del Poetante. Manizales: «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)».

*  Poeta, anacronista y pintor; editor de «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)».