Biblioteca en el aire

Es inconcebible que dejen de existir bibliotecas comunitarias como la ‘’Andrés Caicedo’’, en las que se gestan prácticas juveniles que piensan ‘’opciones diferentes para ver’’ el mundo, las cotidianidades, sus cotidianidades.  

 

bairon-ramirez-columnaPor: Bairon Ramírez Mejía*

Quizá sea necesario hacer presión educativa y cultural en la institucionalidad municipal para ver si ante esa presión reacciona y decide examinar las absurdas políticas culturales que han venido ‘’realizando’’, pero desde una forma libre de investigación, con intereses específicos, para reconocer las necesidades de las comunidades barriales desde una experiencia directa, alejada, si se quiere, de una educación de la oficialidad, de una propuesta cultural limitada, con una concepción de ‘’cultura’’ a bienestar de los líderes descaradamente repugnantes que se encuentran en el poder público.

A cambio, se necesitan espacios que ofrezcan una enseñanza diversa, que conozcan la comunidad, los conflictos que se mueven en ella, espacios que además trabajen de la mano con la misma comunidad, por un fin.

De otro lado, todo proceso social, sin temor  a equivocarme, debe conllevar al fomento, o la estimulación de consciencia, de criterio libre; y son esas construcciones socio-culturales las que han venido anhelando un beneficio transformador, liberador y pacífico para las comunidades. Es ahí donde el Colectivo Cultural Frailes Arte refleja la importancia de su papel transformador en el sector, para la sociedad.

Es inconcebible que dejen de existir bibliotecas comunitarias como la ‘’Andrés Caicedo’’, en las que se gestan prácticas juveniles que piensan ‘’opciones diferentes para ver’’ el mundo, las cotidianidades, sus cotidianidades.  

A partir de ese comunicado desconcertante que llegó el 15 de noviembre al domicilio de uno de los compañeros del colectivo, en el cual nos informan el desalojo de la biblioteca, surgen manifestaciones y confusiones regidas por la desesperación ante el temor de perder un sitio amado. Más allá del desalojo de la biblioteca, es el dolor por el desalojo de las esperanzas ‘’ingenuas’’ y solidarias, por querer un mundo menos trágico, por el temor a que se derrumben los aires que han consolidado una fraternidad invisible en los integrantes del Frailes Arte. Sin duda, las esperanzas  e idealismos de los hijos de la Biblioteca Comunitaria Andrés Caicedo, van a transformarse con el mismo proceso. Pero no van a extinguirse, así los libros queden esparcidos por el barrio, en las casas de los integrantes, la biblioteca va a continuar.

Queda abierta, entonces, la invitación a que nos apoyen como lo han hecho en otros momentos, este viernes 18 de noviembre a partir de las 6:00 p.m. para que pensemos alternativas y formas directas para que nuestra biblioteca, la biblioteca construida por todos y para todos, se quede.

#LABIBLIOTECASEQUEDA

* Integrante del colectivo Cultural Frailes Arte.

Nota del Editor: para ver algo más de la importante labor que cumple Frailes Arte le recomendamos este video