Miguel angel lopezPor un lado, están acabando con el monopolio, u oligopolio si queremos ser caritativos, que había en el sector aéreo en el país. Muchos recordarán a Aces, quien antes arrasaba con Avianca.

Por: Miguel Ángel López

Yo creo que todos recordamos ese hermoso momento en que nos enteramos que era posible viajar de una ciudad a otra en avión por tan solo 29.900 pesos. Sí, lo que era antes una utopía para todos los que nos hemos aguantado un choque en La Línea, o un trancón subiendo al Alto de Minas. Para aquellos que viajaron en un bus destartalado por más de diez horas para la Costa y también para los que por el contrario van al sur, y se toman otro medio día para llegar a Pasto.

Sí, de un momento a otro el sueño se materializó con Viva Colombia, la primera aerolínea en el país hecha para la clase media-baja. Por la leve, y totalmente soportable, condición de llevar una maletica de 20 kilos, miles de colombianos empezamos a tomar avión en vez de bus para ir a Bogotá, Medellín y Barranquilla.

Acorde con la edición especial de la revista Semana donde presentan las mil empresas más grandes de Colombia, “la competencia en el sector aéreo está al rojo vivo”. Si bien es cierto que de las seis empresas que ofrecen vuelos nacionales, AviancaTaca es la única que figura en el listado, y de puesto número siete que no es lo mismo, es indudable lo que han logrado empresas como Viva Colombia.

Por un lado, están acabando con el monopolio, u oligopolio si queremos ser caritativos, que había en el sector aéreo en el país. Muchos recordarán a Aces, quien antes arrasaba con Avianca. Pues esta aerolínea se unió a Sam y Avianca para crear la  Alianza Suma. Pero esta mariposita no duró mucho, pronto fue el nombre de Avianca para luego dominar el sector.

Su reinado fue hermoso por muchos años, manejando en su mayoría los vuelos nacionales e internacionales de Colombia. Sin competencia, la empresa fue subiendo los precios y disminuyendo el servicio.  Cada vez la comida más fría y más poca. De pronto el maní en los aviones era todo un mito urbano. Ni hablar de tapa oídos o toallitas refrescantes. ¿Whiskey, vodka o ron? No, te ofrecemos juguito hit y café requemado de Juan Valdez. ¡Vaya familia!

Pero llegó la malvada bruja y destruyó el reino… solo que esta vez todos los plebeyos sonrieron y empacaron su bloqueador y sandalias por primera vez en años. Vale aclarar que la bruja no es Viva Colombia, ni muchos menos. La bruja somos los consumidores, quienes ahora nos reímos a todo pulmón.

Conociendo el mal servicio de Avianca, ¿quién se iba a molestar por pagar entre 100 y 200 mil pesos por vuelo, cuando por la mitad puede tener el mismo servicio? Claro, la cantidad de clientes que fueron dejando al gran rojo a un lado fue increíble. Me voy de viaje, ya salgo para la terminal. ¿Bus? ¿Por qué no viajas por Viva? Viva, es que ya la tratamos con cariño y todo.

Sí, porque Viva obligó a aerolíneas como Avianca y LAN a bajar sus precios para no perder toda su clientela. Ahora en ambas aerolíneas se encuentran, con un buen tiempo de anticipación, tiquetes a 50 o 70 mil pesos. Tal vez siga siendo un tanto más costoso que Viva Colombia, pero pagar 20 mil pesos de más ya no es un problema. Esto sí es competencia.

Según el mismo artículo de Semana, en los últimos cinco años el flujo de pasajeros ha aumentado en un 165 por ciento. Aunque Avianca sigue manejando el 56 por ciento de los vuelos en Colombia, en solo un año de servicio Viva Colombia logró abarcar el 9 por ciento. Lo cual es un logro considerable si se tiene en cuenta que aerolíneas como LAN y Copa, que llevan más tiempo, solo tienen el 17 y el 6 por ciento respectivamente.

Me parece a mí que los consumidores respondieron y les dejan claro a estos empresarios quiénes mandan. Esta es la forma en la que el mercado debería funcionar, una buena competencia y dejen a los que se sacan la plata del bolsillo decidir, no a los que ya no tienen ni dónde guardar tan billete. Solo en el 2012 Avianca recaudó 7 billones 648 millones 822 mil pesos.

Así pues, a volar todos porque ya hay de dónde escoger. Además de Viva Colombia también entró al mercado Easy Fly (4 por ciento de los vuelos en Colombia), otra aerolínea de bajo presupuesto. Por tanto, Avianca, si no quieres perder tu puesto en el país, más te vale pellizcarte, porque hay otros puestos de la misma calidad y con un precio menor, solo al alcance de un click.